About

LO ÚLTIMO

08 julio 2019

Las dictaduras de Venezuela y Cuba utilizan a los presos políticos como experimentos de tortura


La autopsia del capitán Rafael Acosta Arévalo revela el alcance de la tortura que perpetúa el régimen de Maduro. La autopsia del teniente comandante Rafael Acosta Arévalo reveló el nivel de tortura perpetrado por la administración de Nicolás Maduro. La dictadura golpea, asfixia, electrocuta y aísla a los presos políticos e incluso los asesina.

El capitán fue golpeado hasta la muerte. Sufrió edema cerebral debido a politrauma generalizado. El informe forense indica que murió de rabdomiólisis: una ruptura de los tejidos musculares que libera una proteína dañina en la sangre. Según la enciclopedia virtual Wikipedia, "estos son riesgos sustanciales para las personas heridas en desastres como terremotos y bombardeos".





Según Zair Mundaray, Director de la Fiscalía Pública en el exilio, la evidencia médica también indica 16 costillas rotas.

“Dieciséis costillas fracturadas, ocho en cada lado, las tres primeras y la última en buen estado, en ambos lados. Fractura del tabique nasal, excoriaciones en hombros, codos y rodillas, hematomas en la parte interna del muslo y ambas extremidades. "Lesiones (látigo) en la espalda y los muslos, un pie fracturado, múltiples abrasiones y signos de pequeñas quemaduras en ambos pies (presumiblemente electrocución)", dijo Mundaray.

Rocio San Miguel, defensora de los derechos humanos y presidente de la ONG Social Watch, dijo que el diagnóstico certifica la versión de que Acosta Arévalo fue torturado durante su detención en las mazmorras de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM), donde había estado desde entonces. Junio ​​21.




El informe explica que las causas de la rabdomiolisis varían desde lesiones por compresión, aplastamiento, infecciones hasta intoxicación por alcohol, heroína o cocaína y ciertas drogas como las estatinas y los neurolépticos; En resumen, el teniente comandante fue torturado hasta la muerte.

El asesinato de Acosta ofrece una idea de lo que sucede tras las rejas en la dictadura que tortura física y psicológicamente a los presos políticos.

El régimen ignora la ley que, paradójicamente, firmó en junio de 2013, "La Ley de Tortura".

Los métodos de tortura.

La sede de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) en Caracas funciona como uno de los centros de tortura del régimen de Nicolás Maduro, donde alberga a más de cien reclusos, incluidos veinte militares de alto rango, aislados en sótanos sin ventilación. o la luz del sol; donde viven una pesadilla que muchos nunca hubieran imaginado.

Hay más de 160 militares que el régimen ha detenido por razones políticas. Se les acusa de "Traición a la Patria" porque es el cargo que conlleva muchos años de prisión.

Humor cubano aqui
El régimen no lleva a estos soldados a juicio dentro de ocho horas. No notifica a la Oficina del Procurador General, y mucho menos al tribunal porque los tortura para obtener la información que desea o la información que estos presos están obligados a registrar y firmar. Durante todo este tiempo, el soldado es detenido en violación del debido proceso.

Dependiendo del caso, el detenido es torturado. Sus ojos están cubiertos con bolsas de papel o periódicos con cinta adhesiva. Está esposado hasta que llegan el teniente de la Armada Abel Anzola y el capitán Jesús Gerardo Cárdenas, quienes están entrenados en tortura física.

Cuando los torturados miembros del ejército gritan, el Coronel Hannover Esteban Guerrero los está escuchando desde su oficina en el sótano.

“Lo tiraron al suelo, lo golpearon con palos. Cuatro hombres lo torturaron para hablar del supuesto complot. Le pusieron una capucha y le sacaron gas lacrimógeno. También lo asfixiaron con bolsas de plástico ", dijo a Diario Las Américas la hermana del capitán naval Luis De La Sotta, quien fue detenida por la DGCIM, Molly De la Sotta Quiroga.

Decenas de informes revelan los métodos de tortura utilizados por la dictadura contra los disidentes; pero, sobre todo, algunos señalan que la mayoría de los perpetradores son ciudadanos cubanos que llegan al país sudamericano para amenazar las vidas de los presos políticos venezolanos.



En 2018, la ONG internacional Casla Institute documentó 190 casos de tortura en los que al menos 11 de las víctimas afirman que sus represiones son agentes extranjeros, específicamente de Cuba.

Las cuentas indican que los abusos se cometen principalmente en la Dirección General de Contrainteligencia Militar, que depende de la Vicepresidencia de Venezuela, y donde el teniente comandante Rafael Acosta Arévalo fue torturado.

Según el documento, los métodos más comunes son palizas, encadenamientos y ahogamientos simulados. Al parecer, los torturadores también utilizan gas lacrimógeno y descargas eléctricas para interrogar a los detenidos.

Tamara Suju, defensora de los derechos humanos, afirma que la dictadura aplica sistemáticamente un paquete de "combo" o "bienvenida", que consiste en tácticas de tortura, como patear a los prisioneros con botas militares y golpearlos con bastones, murciélagos, gunstocks, así como atarlos sus manos y pies y pisándolos, mientras golpean sus cabezas contra la pared. Muchos terminan con heridas masivas en el cráneo ", señala. Ese "combo", según Suju, también incluye cubrir a los arrestados con bolsas de plástico e introducir polvos de gas lacrimógeno al golpearlos en las costillas.




En 2016, la misma ONG internacional presentó ante la Corte Penal Internacional 55 casos de tortura donde las víctimas sufrieron asfixia, vinagre en la cara, golpes severos y descargas eléctricas.

Un ejemplo de ello es el del preso político Vasco Da Costa, que aún se encuentra recluido. Ha sido sofocado y golpeado con objetos contundentes, con palos con puntas de clavos y bolsas de arena. Ha sido golpeado hasta el punto de desmayarse con la culata de una pistola.

"Te golpearon. Te pegan mucho en la boca, los ojos, la cara, las orejas, la cabeza. Después de que te hieren y todo se rompe, te obligan a defecar, y agarran el excremento, lo extienden en tu cara, en tus orejas, en todas partes y te ponen una máscara de cuero, y te cuelgan de esa máscara hasta que débil. Cuando te despiertan, lo hacen una y otra vez ... "Este es el relato de Ana María, la hermana de Da Costa, quien estuvo prisionera de chavismo en 2004 y 2014 (lanzada en 2017) y encarcelada nuevamente en 2018.

Un artículo de Daniel Lara Farias en PanAm Post también revela otro tipo de tortura: la denegación de atención médica y el corte de toda comunicación con familiares, amigos y abogados.

“La peor tortura es la negación de la atención médica, generalmente practicada en Venezuela. Se niega o demora la atención ”, dijo Marcelo Crovato, quien fue un preso político solo porque cumplió con sus deberes como abogado.

“Retrasar los procedimientos judiciales es otra forma de abuso. Restringir las visitas es una tortura psicológica. Solo podía usar el teléfono cinco minutos por semana y tenía que dividir el tiempo entre hablar con mi esposa, mis hijos y mis abogados. El aislamiento es una forma más de tortura ”, agregó.

El régimen utiliza un método de tortura llamado "helicóptero" en las mujeres donde "te agarran el cabello, te hacen girar y te tiran contra la pared", explicó Araminta Gonzales, quien actualmente vive en el exilio en España.

Una de las innumerables personas que son responsables.

Según Sebastiana Barraez, periodista y especialista en fuentes militares, el Coronel Hannover Guerrero es responsable de lo que sucede en el sótano de la DGCIM, donde se lleva a cabo la mayor parte de las torturas.

Barraez informó que existe un marco “para procesar, sentenciar, torturar e ignorar las quejas de sufrimiento de los militares y civiles dentro de la DGCIM y dentro de la SEBIN.

Afirmó que Hannover Guerrero está a cargo de dar las órdenes en la DGCIM y que "hay incluso tres sitios de tortura muy cerca de donde está el Coronel".

Barraez reveló que la estructura del régimen incluye a funcionarios, torturadores, cubanos, militares venezolanos, defensores militares, fiscales militares, jueces militares y médicos forenses "que firman los informes médicos que ocultan las torturas".
Fuente: Panam Post

0 ¿QUE OPINA USTED?:

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Grocery Coupons