LO ÚLTIMO
Home » » El millonario cubano que parecía un pordiosero

El millonario cubano que parecía un pordiosero


En la ciudad de Nueva Gerona, en la Isla de la Juventud, existe un reparto llamado François, pues fomentado por un millonario llamado François Gamboa que vivía en esa ínsula y que, a pesar de toda su fortuna, lucía y vestía como un pordiosero.
Contrario a lo que sugiere su nombre François no era francés, sino italiano. Su verdadero nombre no lo sabía nadie, pues François Gamboa fue un alias que adoptó a su llegada a la entonces Isla de Pinos para pasar desapercibido. No era para menos ya que se le perseguía por haber robado un banco en Europa.





Cierto o no, lo que sí está comprobado es que François llegó a Cuba en el vapor Galicia el 18 de diciembre de 1928 y al año siguiente se marchó a vivir a la casi deshabitada Isla de Pinos donde comenzó a invertir sus caudales.

Compró varias fincas urbanas y rurales, abrió una tienda mixta y fomentó una mueblería en la calle Martí, una de las principales de Nueva Gerona. También era dueño de una casa de empeños detrás de ese negocio que le producía no pocos pesos y en la cual los pineros podían encontrar cualquier cosa y se dedicaba a la construcción de casas de vivienda.

Humor cubano aqui: http://www.youtube.com/c/CubanotubeAsere 👈👈👈 
Aseguran los más ancianos que su fortuna llegó a ser considerable (muchos decían que era millonario), pero contradictoriamente siempre andaba sucio y con la ropa raída. Se alimentaba mal y bebía mucho, parecía más un mendigo que un hombre de fortuna.



Finalmente, con casi 80 años de edad se casó con una mujer también mayor que se ocupó de él y su presencia comenzó a mejorar. Todo sin dejar de ser el cascarrabias tacaño que había sido siempre.

Sabia usted¿El por qué el agua mineral La Cotorra fue la más famosa de Cuba?

Cuentan los pineros más viejos que cuando el nuevo Gobierno cubano surgido después de 1959 realizó el famoso canje de la moneda a François Gamboa se le quedaron cientos de miles de pesos escondidos en su casa que tras su muerte fueron apareciendo en paquetes de 10 mil pesos. Todavía no se sabe cuántos de esos viejos billetes permanecen escondidos.



Tomado de: Todo Cuba
Share this article :

No hay comentarios.: