LO ÚLTIMO
Home » » Experiencia de una turista canadiense en un hotel de Varadero:La almohada tenía sangre y moho(VIDEO)

Experiencia de una turista canadiense en un hotel de Varadero:La almohada tenía sangre y moho(VIDEO)


CC.- Para la canadiense Marie-Thérèse Sévigny su experiencia en un hotel de Varadero tuvo de todo menos de paradisíaca.
Habituada a hacer estancias con la modalidad todo incluido, como asegura un artículo de TVA Nouvelles , Marie hizo una reservación a través de la agencia de viajes Constellation para el hotel Sol Sirenas Coral. Sería este, su viaje número 16 a la Isla.
Sin embargo, cuando llegó a su habitación del hotel cuatro estrellas, por la que había pagado 580$, se encontró con un panorama que distaba mucho de lo que había visto en fotos.
"Cuando levantamos las sábanas, vimos que las fundas de las almohadas no estaban limpias. Cuando quitamos las fundas, vimos que las almohadas estaban cubiertas de moho, llenas de manchas y gotas de sangre ", asegura la mujer de Saint-Sauveur, Quebec.
Un vídeo compartido públicamente en su perfil en Facebook  muestra las suciedades, la falta de agua en las llaves, las roturas en la habitación -incluido el teléfono-, así como los andamios de la fachada, correspondientes a reparaciones que estaban teniendo lugar en el hotel.
Tras quejarse en la recepción fue finalmente trasladada a otra habitación en un edificio cercano al mar. Debió pagar, no obstante, 400$ adicionales.




De regreso a su país, Marie no solo ha hecho pública su historia sino que reclama se le devuelvan los 399,94$ extra que debió pagar.
Desde la agencia, por su parte, aseguran que enviarán una carta al centro hotelero aunque afirman que suelen tardar entre cuatro y seis semanas para responder.

Similares quejas de otros clientes

Basta mirar algunos de los comentarios más recientes en TripAdvisor sobre el Sol Sirenas para comprobar que lo ocurrido a Marie no es un caso aislado, pues otros visitantes han padecido la misma mala experiencia que esta canadiense.
“Se encontraba en plenos trabajos de reparación y precisamente fuera de mi habitación se pegaron desde las 9 am hasta casi las 4 pm que no soporté más el ruido, que generaban tanto los propios trabajadores como sus máquinas”, asegura un vacacionista de Tenerife que se alojó junto a su familia el pasado mes de octubre.
Share this article :

No hay comentarios: