LO ÚLTIMO
Home » » CUBA: 2 JÓVENES NIGERIANOS VARADOS EN UNA IGLESIA EN LA HABANA POR SUPUESTA ESTAFA

CUBA: 2 JÓVENES NIGERIANOS VARADOS EN UNA IGLESIA EN LA HABANA POR SUPUESTA ESTAFA

Parroquia de Santa Rita de Casia

Dos jóvenes nigerianos, se encuentran comiendo y durmiendo en áreas de la Parroquia de Santa Rita de Casia, situada en la 5ta Avenida y la Calle 26 de Miramar víctimas de una estafa, en la que tienen participación supuestamente, otros estudiantes del mismo país y sin que el gobierno cubano, ni la Embajada de Nigeria en Cuba les hayan dado solución al caso.
Los jóvenes, que llevan allí veintiún días, dependen por completo, de la caridad de varios miembros de la Parroquia, que no pueden asumir el pago de los pasajes de regreso a su país de origen, cuyo costo es superior a los tres mil dólares norteamericanos.
Los dos jóvenes, quienes dicen llamarse; Antony y Freddy y que son menores de treinta años, solo hablan en inglés y fueron según indican, víctimas de una estafa, preparada por sus propios coterráneos, desde aquí de Cuba.
La trampa consistía en hacerles pagar una suma cuantiosa de dinero, diciéndoles que en Cuba podrían conseguir una beca para estudiar en una universidad. Llegaron con pasaje de ida y vuelta supuestamente y no se sabe con qué tipo de visa, si de turismo, negocios u otro tipo.
Con el dinero enviado, quedaría pagada la estancia en un hotel y el pasaje de regreso si no eran aceptados en la universidad, pero resultó ser falso y no les permitieron hospedarse en el inmueble, así que fueron echados a la calle y el pasaje de regreso a Nigeria no existía, por lo que vinieron a recalar en la Parroquia señalada, no se sabe aconsejado por quien.
Como no hablo inglés no me he podido comunicarme directamente con los jóvenes y mi información es parcial y se circunscribe a lo que me dicen los que se comunican con ellos, aunque a mí me parece algo muy raro y sospechoso.
Según me contaron; ambos jóvenes estuvieron en días pasados, en la Embajada o en el Consulado de su país en Cuba y plantearon la situación ante la Cónsul de Nigeria, identificando “casualmente”, a uno de los supuestos timadores, que resultó ser un estudiante nigeriano que estudia en Santa Clara.
La visa otorgada a los estudiantes, según dicen ellos, se vencerá en los próximos días y no se sabe en lo que parará el caso. La Embajada se comunicó supuestamente, con los padres de los muchachos, para que compraran nuevos pasajes para el regreso de los jóvenes, pero no había recibido respuesta, según dicen.
Hasta hoy lunes 18 de septiembre no se ha resuelto el problema y ningún funcionario del gobierno cubano se ha personado en el lugar, la Parroquia de Santa Rita de Casia para preocuparse por la situación de los jóvenes, que continúan viviendo de la caridad de unos pocos y de la solidaridad de Párroco de Santa Rita, que está preocupado por la falta de solución y que les entrega dinero para que coman diariamente.
La iglesia no ha tenido acceso a funcionarios del gobierno cubano para explicarles la situación y al parecer no desea convertirse en la delatora de los jóvenes, aunque se sabe que las iglesias en Cuba no pueden otorgar asilo humanitario, ni de ningún tipo y tampoco ésta puede brindarles hospedaje, ni alimentación, porque no tiene instalaciones, ni recursos para ello.
Es sabido que la Iglesia Católica, está bastante marginada y reprimida por los gobernantes cubanos. Ellos vigilan cada segundo esa misma Parroquia de Santa Rita, porque suele ser visitada por las Damas de Blanco y no imaginamos como con tanta vigilancia, no han notado la presencia de los jóvenes extranjeros o no la han querido notar.
A mí me parece bastante sospechoso, porque en días anteriores a la aparición de los jóvenes nigerianos, estuvo allí una mujer, supuestamente angolana, que se presentó con dos niñas pequeñas y pidiendo ayuda, porque según dice había sido desahuciada y echada de una casa, en la que se encontraba alquilada.
Ella buscaba de manera desesperada, entrevistarse con el Párroco de la iglesia, para que este afrontara la situación. La atendí personalmente indagando sobre el problema y expresándole que el Padre estaba en una situación en la que no podría recibirla en ese momento, que debía regresar al otro día en un horario adecuado, no en la noche.
Quedó en volver a la hora debida, pero nunca regresó, era la segunda vez que se presentaba según supe. Antes le había dicho que debía presentarse en la legación de su país y exponer allí su situación.
Ella quería que le dieran dinero, para pagar el alquiler de la casa y para su sustento personal y el de sus niñas, algo para lo que la iglesia no está preparada ni tiene posibilidades.
Luego llegaron estos jóvenes nigerianos como caídos del cielo y eso nos hace sospechar; por la argumentación poco convincente, la ficción de la historia contada y además por la no intervención en el asunto de las autoridades, que siempre vigilan y escuchan todos los movimientos y las conversaciones que se producen en la iglesia.
La que tienen infiltrada desde hace tiempo; que puede ser claramente una provocación montada por la llamada Seguridad del Estado en contra de la institución religiosa y del Párroco.
Algo que me hace sospechar que la situación creada implica directamente a la Seguridad del Estado, fue un incidente producido el domingo día 10 de septiembre en la mañana, luego del paso de las mayores ráfagas del huracán. Me encontraba yo en la puerta principal de la Parroquia de Santa Rita, cuando un policía de negro y con capa de agua, trató de identificar a uno de los dos jóvenes nigerianos de raza negra, que se encontraba en short y camiseta, en la esquina de la 5ta Ave y la Calle 26, en Miramar.
Inmediatamente recibió una llamada por radio y se paró en seco, cambiando su rumbo, allí cerca se encontraban varios Oficiales de la Seguridad del Estado de los que vigilan la Parroquia. Estoy convencido, de que la llamada al policía, la realizaron ellos mismos.
Esta me parece otra provocación de la tiranía castrista contra la iglesia católica, al estilo de la realizada contra los diplomáticos norteamericanos con los ataques acústicos, que demuestran la desesperación del gobierno cubano, por la situación de su enfermedad terminal. Agrediendo a todos los que se preocupan por las violaciones a los derechos y las libertades del pueblo cubano.
Espero que se resuelva de una vez por todas esta situación, ahora con esta denuncia pública de esta situación, para que no puedan decir que no conocían del caso.
Share this article :

No hay comentarios: