LO ÚLTIMO
Home » » Manolin: El Pastor “salsero”

Manolin: El Pastor “salsero”


Quiero sumarme a la vertical, contundente, precisa, necesaria y oportuna respuesta del Sr. Alex S. González al “compañero” Manuel González Hernández conocido como “El Médico de la Salsa”.

Yo sabía que este tema del “intercambio cultural” era un barril de pólvora con la mecha muy corta y a punto de explotar. Gracias a Dios sucedió y: ¡A buena hora! El que quiera llorar que llore y el que quiera cantar que cante, pero cada quien tiene que saber dónde hacerlo.


Voy a citar, para esclarecer algunas ideas con respecto a este “manoseado” tema, un sólo ejemplo entre muchos: a la genial Olga Guillot, una porque era una de las voces preferidas de mi madre, la otra porque considero que representó con mucho respeto al exilio cubano y jamás se doblegó o coqueteó con la tiranía de Fidel Castro.


Yo les aseguro que, por su probada posición anticastrista, a la gran Olga de Cuba, como a muchos otros dignos artistas cubanos en el obligado exilio, la dictadura regalada de Raúl Castro no les permitiría, a ninguno de ellos, presentarse en algún espacio de la Isla bajo los acuerdos de este fenómeno llamado “intercambio cultural”, es más, voy a ir un poquito más allá: No les habrían dado permiso siquiera para bajarse de un avión, “aterrizado” en el aeropuerto de Rancho Boyeros, ni para tomar café o pisar la tierra que tanto amaron y aman (y no irían a buscar dólares precisamente).


El “compañero” Manuel González Hernández mediante una misiva pública, dirigida al exilio y al “inxilio” cubanos, entre algunas otras cosas, trata de revertir conceptos y minimizar el hecho de que las personas tienen derecho a pensar y a expresarse como sienten y que no por eso debemos censurarlos para no caer en las mismas prácticas que los genocidas castristas.


Esta es la segunda oportunidad en que me siento con picazón ante declaraciones del compañero González, la primera cuando intentó, con “inocente” actitud de “ambia curiñanga”, aplacar y trivializar la querella entre Francisco Céspedes y Amaury Gutiérrez.


Cuando el compositor-cantante de marras, que indudablemente fue todo un suceso musical en Cuba por allá por los 90s del siglo pasado, popularizó aquello que decía: “… porque hay que estar arriba de la bola…” casi nadie pudo entender en aquel momento que asistíamos a una profecía referida al comportamiento humano y que se traduce en que “la bola” rueda pa’llá y pa’cá al soplo del viento y con ella todo aquel que esté encaramado en su esférica figura. Esto en buen cubano quiere decir: “Ni con Dios, ni con el Diablo o con los dos a la vez.”


El Sr. Alex S. González, a quien no tengo el gusto de conocer personalmente, es magistralmente exacto en su respuesta y demuestra con sólidos argumentos y excelsa pasión las nimiedades y tonterías del sujeto salsero ante algo tan importante y trascendente como son el dolor, el sufrimiento, las victimas, el martirio y la vergüenza de este sagrado exilio.


El compañero Manuel González encuentra motivos y escribe cartas, se siente Pastor y canta creyendo que está frente a su congregación, aspira a que se le oiga y se le baile sin medir las tremendas barbaridades que ha compuesto. Canta raro y extraño, parece que olvida que los tiempos cambian y que la muerte del dictador sanguinario Fidel Castro va a traer profundas transformaciones para los cubanos en todos los sentidos. Para empezar esta es una de ellas. Vivir pa’ ver.


Yo admiro y venero a los cubanos que viven en Miami y que son la representación de la dignidad, el patriotismo, el amor por Cuba y la hidalguía por soportar por casi 60 años los ataques y las diatribas del castro-comunismo y sus secuaces internacionales, ojalá en todas las ciudades del mundo tuviéramos un exilio como ese, la dictadura ya estuviera hecha tiritas.


Para terminar quiero hacer un llamado de atención: Hay que tener mucho cuidado al querer estar “arriba de la bola” porque se puede terminar en que no nos quieran ni aquí ni allá y eso puede ser lo más peligroso del mundo…

Fuente:Por eso me fui de Cuba.
Share this article :