LO ÚLTIMO
Home » » El secreto de la Bolita en Cuba

El secreto de la Bolita en Cuba


Desde 1959 el cubano dejó de confiar y de depositar su dinero en los bancos, razón por la cual el 80% del dinero efectivo circulante se encuentra fuera de los mismos.


En mi infancia en Cuba, en el barrio donde vivíamos conocíamos todos a Eduardo "El banquero de bolita", todos en Arroyo Naranjo lo llamábamos el banquero. Tenía la casa mas lujosa del barrio, un Chevy 57, un VW Escarabajo, dos motos y un perro doberman con nombre alemán. Todos crecimos creyendo que su impunidad abierta ante tal delito tipificado por la ley cubana, se debía a que había sido ex combatiente de la lucha del Escambray en su juventud, razón por la cual dábamos por sentado que el "banquero" era intocable, incluso cuando todos los policías, vecinos y hasta los gatos lo conocían, sin que fuera jamás molestado por el estado represor de Cuba. 

Pero el mundo gira, los años pasan y en el año 2007 me encuentro a mi querido banquero del barrio en la ciudad de Barcelona en España, nos reconocimos mutuamente al instante pese al pasar hegemónico de los años que nos arrugan a todos. Nos dimos nuestros teléfonos, intercambiamos emails y mantuvimos una charla de añoranza de los tiempos aquellos por alrededor de una media hora, en la que uno de los dos se encontraba apurado por el tiempo y nos separamos con la promesa de mantenernos en contacto. 

Hace unos días atrás, debido a estas fiestas navideñas, nos pusimos en contacto vía WhatsApp video llamada, por más de una hora, en la cual y debido a mi hostigamiento de preguntas "indiscretas" y su deseo de hacer pública la verdadera historia de los supuestos "banqueros", me revela el secreto del por que de su intocable posición de "banquero de bolita" en los años de mi adolescencia. 

Según el propio Eduardo A., después de la lucha contra bandidos en el Escambray donde al culminar la misma lo desmovilizan como oficial activo, tres años después fue visitado en su casa por el Tte Coronel Julio del departamento de operaciones económicas encubiertas de la seguridad del Estado cubano, planteándole que debido a la necesidad recolectar parte del exceso de dinero circulante en las calles del país el estado le pedía una nueva tarea para defender la revolución y no era otra que la de convertirse en "banquero de bolita" para recaudar así dinero diariamente que el mismo entregaba, llegando en los últimos años a recaudar y aportar a las arcas estatales mas de 250 mil pesos de lunes a domingo (10 mil usd). A lo cual me confirmó que el 90% de los "banqueros" de Cuba sobreviven durante tantos años por la misma razón, ya que el estado cubano los utiliza como recaudadores de circulante monetario. 

Podríamos sacar cuentas mis estimados lectores, pero la cifra sería tan delirante que solo a un genio de la maldad como lo fue el fallecido dictador se le pudo haber ocurrido tan maquiavélica idea, como muchas más que iremos descubriendo, todos, sobre la marcha. 
"La banca nunca pierde"
Escrito por Laureano Couso
Heraldo de Cuba
Share this article :

No hay comentarios: