LO ÚLTIMO
Home » » ¿Qué defiende Edmundo García?

¿Qué defiende Edmundo García?

Edmundo Chivatos Garcia

Mientras escribía me preguntaba si valía la pena dedicar tiempo y espacio a este personaje triste que pulula en el ambiente de Miami.  Redacto este artículo y analizo su personalidad, su discurso, sus posiciones y, cuanto más profundizo en él, menos comprendo su posición. Presentador, comentarista, periodista, apologista, escritor. Se torna difícil definirlo, clasificarlo, ubicarlo en el espectro social cubano.
Caído en desgracia en La Habana comunista de los Castro, emigra a Estados Unidos donde ocupó el triste papel  que dejó vacante Aruca después de su muerte en 2013. Desde el exilio, en la comodidad del imperialismo salvaje, García escribe desde su computador pestes sobre el capitalismo donde la libertad de movimiento, palabra, asociación y el activismo político son protegidos con uñas y dientes.
¿A quién defiende Edmundo?
Aunque suene paradójico, Edmundo no defiende a la revolución cubana, el socialismo o a Castro. No. Para eso necesitaria argumentos, datos, evidencia. Elementos que no posee.
Defender al socialismo en el 2016, después de 99 años de crímenes sistemáticos, fracasos, ruina económica y espiritual, campos de concentración, exilios, muros de contención y descalabro político, resulta imposible. En el siglo XIX era fácil sostener la tesis socialista. En ese entonces el mundo era virgen, aún no había sido violado por el proletariado. En el siglo XXI ya estamos inmunizados, es difícil contagiarse.
Defender a Fidel Castro y su legado es aún más escabroso. ¿Como convencer al mundo de las bondades de un sistema sociopolítico que ha dejado más de 70 mil muertes, 3 millones de exiliados y 250 mil presos de conciencia? ¿Como demostrar los beneficios de un proceso cuando 55% de la población quiere emigrar, 79% rechaza el socialismo como modelo económico, 56% percibe a Fidel negativamente, 75% teme a expresarse libremente, cerca del 40% de la población vive del dinero que envían sus familiares desde el extranjero y solo el 16% tiene acceso a la internet?
Un somero análisis a la abrumadora evidencia contra los postulados del señor García nos obliga a preguntarnos entonces, ¿qué defiende Edmundo García? No encuentro otra respuesta que concluir que el señor Garcías se asemeja al hijo que, después de años de abusos, regresa llorando a los brazos de su padre y grita:”Pero es mi padre”.
Eso defiende Edmundo, el trauma, el error, la ignominia, la muerte de Cuba. Y lo defiende a toda costa, con la mayor de las terquedades, a trompa limpia como dirían en mi pueblo. No se necesitan argumentos. Como todo buen socialista la revolución va porque sí, porque a él le da la gana y al que se oponga, muerte. Es el lenguaje de los discípulos de Marx.
El señor García carece de vergüenza histórica. Es un paria que no encuentra su espacio ni en Miami ni en La Habana. No teme que en cien años los libros de historia le recuerden como lo que realmente es, un infundado apologista de los verdugos de la nación cubana.
Share this article :