LO ÚLTIMO
Home » » Cuba:Resuelto el Misterio de la Muerte de Camilo Cienfuegos

Cuba:Resuelto el Misterio de la Muerte de Camilo Cienfuegos


CUPUS.- Creo que la explicación más clara al título del presente artículo la tienen las fotos que compartiremos, las que muestran lo que identifico como la pista para avionetas de fumigación donde según la versión ofrecida por el recién fallecido ex-comandante del ejército rebelde Jaime Costa Chavez, fue asesinado Camilo Cienfuegos la noche del 28 de octubre de 1959. Su sensato relato aparece con detalle en el capítulo X de su libro “El Clarín Toca al Amanecer”.  Fue hasta este remoto lugar en la Ciénaga de Zapata que llegó el Sr. Costa en un convoy procedente del aeropuerto de Varadero formando parte de un grupo en el que también viajaban Fidel Castro y Osvaldo Dorticós. La se ve la pista en cuestión se encuentra localizada completamente al sur de Varadero, lo que coincide exactamente con el testimonio del Sr. Costa.

De Varadero a soplillar
La foto muestra la ruta más probable entre el aeropuerto de Varadero y la pista cercana al poblado de Soplillar seguida por el convoy que viajó hasta allí para encontrarse con Camilo. El trayecto recorrido fue de 130 kms.
Area Completa
Considerando que la pista se encuentra a 3 kms de Soplillar se puede tener una idea de las dimensiones del área.
Como se puede apreciar las dimensiones iniciales de la pista eran suficientes para el aterrizaje del Cessna 310 de Camilo. Es evidente que la existencia de esta pista quiso ser disimulada para un observador desde el aire, y de hecho borrada con el tiempo, por lo que se procedió a reforestar una gran parte del área original, dejando un espacio libre cuyo tamaño no levantara sospechas, aunque por supuesto ya no serviría como pista.
Uno se pregunta, cómo es posible que teniendo la economía cubana una necesidad tan grande de recursos, y que pistas como esta que representaban una ayuda tan valiosa para dicha economía, que el construirlas hubiese sido algo provechoso para la nación, y que por el contrario se invirtieran recursos en reforestar toda el área que se ve en las fotos, reduciendo a cero su potencial. Solo una razón de peso lo justificaba, y la única que puedo concebir es el ocultar lo antes posible el escenario donde se había cometido un horrendo crimen por si alguno de los testigos presenciales se iba de lengua e informaba de lo ocurrido allí esa noche, el asesinato de Camilo. Pasados 57 años es ese claro en el monte que nunca llegaron a cubrir por creer que ya era suficiente con lo que habían cubierto, el que llamó la atención y descubrió la historia.
Imagino que durante largos años el tráfico aéreo por esa zona debió estar prohibido para evitar que una foto tomada desde el aire pudiese identificar la pista, pero lo que desafortunadamente no pudieron evitar es que el 10 de diciembre del 2002 Google Earth publicara las primeras fotos de satélite revelando el secreto que tanto se había tratado de ocultar. La naturaleza en su sabiduría había permitido que los árboles crecieran a su antojo recreando un patrón muy propio de las ciénagas, pero a quienes le encomendaron la tarea de reforestar la pista, la hicieron muy bien hecha y sembraron los árboles en filas, como militares uniformados en formación, orden que lamentablemente no pasó inadvertido.
A continuación aparecen la primera foto más antigua tomada en el 2002 y la más reciente tomada en el 2014, para que se pueda apreciar con más detalle el visible cambio que ha ocurrido aún en estos últimos doce años que han sido registrados en fotos. Más adelante verán la secuencia completa de las fotos tomadas en los diferentes años para que se pueda ver la diferencia en la docena de años transcurridos desde esa fecha. Fueron cuatro décadas de crecimiento de estos árboles hasta llegar al punto en que nos lo muestra la primera foto del 2002.
Esta
Final
Por lo que se aprecia en la foto anterior, que como mencioné es la más reciente que se tiene, se hace evidente que esta zona se ha mantenido en constante vigilancia por el peligro que representa el que sea identificada, razón por la cual, desde que Google publicó las primeras imágenes en el 2002, el gobierno de Cuba tiene que haber visto que el tamaño de la pista aún podía levantar sospechas sobre el lugar, lo que se prueba por un área de árboles que no aparecía en el 2002 pero que ahora sí aparece, los que están en la parte central, a la derecha de la línea blanca del camino que atraviesa la pista. Esto hizo que los 1,150 mts que antes se podían medir, ahora se redujeran a solo 680 mts.
Camilo Cienfuegos-Ciénaga 2
Esta foto muestra el detalle de los árboles en hileras, detalle que no todas las vistas muestran con igual claridad.
A continuación la secuencia de todas las vistas tomadas por Google, correspondientes a los años 2002, 2003, 2006, 2009, 2011 y 2014.
Camilo Cienfuegos-Ciénaga 31
Esta foto del 2002 ya aparece anteriormente, solo que las líneas que indican las dimensiones fueron omitidas para que pueda apreciarse mejor. La nitidez de la línea blanca del camino que atraviesa la pista de un lado a otro nos indica que en el 2002 aquí no aterrizaba ninguna avioneta, y mucho menos posterior a esta fecha en que es evidente que plantaron más árboles. Tampoco aparecen los árboles del centro a la izquierda de este camino.

2

Camilo Cienfuegos-Ciénaga 4


4

5

C
Irónicamente es el propio Castro quien hace que nos enfoquemos en la historia narrada por Jaime Cuesta como la versión más probable de lo que ocurrió con Camilo aquel 28 de octubre de 1959. Esta confirmación se basa en que la noche de navidad de ese mismo año, a menos de dos meses de la supuesta desaparición de Camilo, Fidel Castro estaba cenando en el caserío se Soplillar con algunas familias del lugar, el que se encuentra a solo 3 km de la pista en cuestión. Este es un dato que considero de suma importancia y es gracias a Ecured que tenemos conocimiento de ello. Es una información que se da con el único propósito de resaltar de resaltar las virtudes del máximo lider, concediéndoles el privilegio a estas humildes familias de contar con su presencia un día tan señalado como la primera navidad en una Cuba recién liberada de una dictadura, pero fue allí precisamente que fue Castro cuando aún no habían transcurrido dos meses de la supuesta desaparición de Camilo. Aparentemente un gesto muy hermoso del comandante, pero lo que no se sabía era lo que había realmente detrás de todo eso. Así habrá sido el compromiso que había establecido Castro con aquella gente que decidió pasar con ellos aquel 24 de diciembre de 1959. Era justamente allí que la historia de Jaime Cuesta adquiría tono de realidad y aquella decisión de Castro venía a confirmarlo.
Soplillar y Pista
Foto más detallada mostrando la ubicación de la pista en relación con el caserío de Soplillar.
Es mi opinión personal, aunque cada quien saque su propia conclusión, Castro había sellado un pacto con aquella gente que inevitablemente había sido testigo de que esa noche en aquella pista había sucedido algo anormal, pues según el testimonio del señor Costa, el fuego que consumió la avioneta de Camilo con su cuerpo en el interior era imposible de ocultar a 3 kms de distancia, y mucho menos de noche cuando el resplandor de las llamas tiene que haberse visto a una distancia considerable, incluyendo los residentes del caserío. El matar traidores en Cuba en esa época no era nada raro, algo que lamentablemente muchos apoyaba, por lo que para los pocos residentes de aquel lugar no hubiera sido alarmante que les dijeran que habían descubierto que Camilo había traicionado la revolución. La sorpresa grande y el pesar sería  por la simpatía de que gozaba Camilo en el pueblo, mucho más que los Castro, otro aspecto que no ayudaba en nada a Camilo. Según narra el Sr. Costa, así como le dijeron Fidel y Raúl a quienes los acompañaron hasta aquel lugar, pues según narra Raúl llegó más tarde al lugar, allí no había pasado nada, ellos no habían visto nada, y aquello hubo que hacerlo porque Camilo había traicionado a la revolución. El pueblo lo recordaría como el querido comandante cuya avioneta había caído al mar en un lugar desconocido. Con los pobladores del caserío, aunque no fueron testigos presenciales de lo ocurrido, puede haber sucedido algo similar. Un pacto que se selló entre ellos aquella noche, un gesto muy humano de guardar el secreto de que Camilo era un traidor. Cualquiera que sea la realidad respecto a este detalle, eso no es en sí lo más importante, lo realmente importante es la presencia de Castro en aquel lugar.


Los argumentos parecen ser suficientes para desechar por completo la idea de la avioneta que cayó al mar, versión que muchos nunca llegaron a aceptar. La tierra de aquella pista lugar fue la encargada de acoger las cenizas de Camilo. Lo que vino después fue esa historia inventada por los Castro y sus más íntimos que las futuras generaciones recordarán como la burla de que fue objeto el pueblo cubano por más de medio siglo. La publicación de EcuRed sin duda que fue un descuido lamentable, así son las cosas, el creer que se tiene el control de todo, pero llegado el momento nos damos cuenta que se nos escapó algún detalle, y ese fue el no haber incluido también la cena de Navidad en aquel secreto tan bien guardado. 
Cuando pienso en mi pueblo, en mi familia, y en lo tanto que hemos sufrido los cubanos por la soberbia de este señor, me vienen a la mente los últimos versos del Salmo 7, que dice:  
Dios es un juez justo, siempre enojado con la gente malvada.
Listos tiene el arco y la espada para actuar contra ellos, si no se arrepienten.
Listas tiene también armas mortales; ¡ya ha preparado ardientes saetas!
El malvado concibe hacer el mal; tan preñado está de maldad que de él nace la mentira.
Ha cavado un pozo muy profundo, y en ese mismo pozo caerá.
Su maldad se volverá contra él; sus agravios recaerán sobre él mismo.
¡Yo alabaré al Señor por su justicia!
¡Cantaré salmos al nombre del Dios altísimo!
*******************************************
Coordenadas de la pista.
22º15’40” N
81º07’40” W
Share this article :

No hay comentarios: