LO ÚLTIMO
Home » » Cuba: Un accidente de tránsito cada 47 minutos, una muerte cada 11 horas

Cuba: Un accidente de tránsito cada 47 minutos, una muerte cada 11 horas

Una calle en el municipio Cerro (Foto: Manuel A.Morejón)
CN.- LA HABANA, Cuba.- Los accidentes de tránsito son la quinta causa de muerte en Cuba. Como promedio, en el país ocurre un accidente de tránsito cada 47 minutos, fallece una persona cada 11 horas y hay un lesionado cada una hora, según información aparecida este mes en el oficialista Granma.
Asimismo, por datos dados por la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI) en la web, en el año 2015 hubo un promedio de 30 accidentes diarios.
En los debates de las comisiones de trabajo de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP), del pasado diciembre, fue abordado el tema de los accidentes de tránsito. Se reconoció que una de sus principales causas es el mal estado de las vías.
El 76 por ciento de las redes viales están “regulares o en mal estado”. De los 11 554 kilómetros de carreteras pavimentadas de interés nacional, 8 800 kilómetros están intransitables, aseguró Oscar Del Toro, inspector general del Ministerio del Transporte (MITRANS). “Para ponerl  parches a los huecos, se requieren al menos 12 años de trabajo”, aseguró ante la comisión de trabajo de la ANPP.
Especialistas de la Empresa Provincial de Viales de La Habana reconocen que uno de los grandes impedimentos para el mantenimiento de las vías es el desastroso estado de las redes hidráulicas, a lo que se suma el déficit de recursos, mano de obra y equipos.
Entre las soluciones para ahorrar recursos y resolver problemas, se aplica una técnica llamada “recape”, que consiste en poner una capa de asfalto sobre otra, opción que eleva el nivel de pavimento. El resultado es la tupición de desagües y alcantarillas, con las consiguientes inundaciones al llover.
Actualmente, una brigada de la Empresa de Viales repara los baches donde están situadas las alcantarillas de la céntrica Calle 23, del capitalino barrio del Vedado. “Hubo que terminar la obra antes del VII Congreso del Partido para cumplir con la meta, por eso tuvimos que dejarlas así”,  expresó a este reportero un responsable de brigada que solicitó el anonimato.
CubaNet entrevistó a algunos choferes de experiencia. “Yo quiero saber dónde meten esta gente el dinero de los impuestos, porque las calles están llenas de baches y nosotros no ganamos para reponer las gomas ni para arreglar las direcciones, y  si matamos a alguien en un accidente, aunque no haya sido por nuestra culpa, tenemos que pagarlo en la cárcel”, dijo el chofer de un carro de alquiler, al ser consultado sobre el estado de las calles.
El escritor Ángel Santisteban Prats dijo a este reportero: “La mayoría de las calles  están en muy malas condiciones, te desbaratan la dirección del carro, las gomas, en fin… te acaban con el carro. Aquí nadie tiene ni recursos ni tiempo para mantener un carro con más de 30 años rodando en perfecto estado al cien por ciento. Me refiero a un carro Lada  como el mío. ¿Dime tú que se puede esperar de un carro estatal que va soltando los tornillos y las piezas por el camino porque al chofer no le conviene que se pare para poder sacarle el kilo? Cuando ocurre el accidente es que los peritos determinan que el carro estaba en malas condiciones técnicas para trabajar”.
El llamado “Somatón”, donde se realiza la inspección técnica a los vehículos que así lo requieren para obtener el permiso de circulación, es otro tema sensible. “No sé cómo la gente inventa para pasarle por arriba al trámite ese”, dice Santiesteban, aludiendo al pésimo estado de la mayoría de los automóviles que circulan por las calles.
Fernando Figueroa Pomares, director general de la Unidad Estatal de tráfico, afirmó recientemente a medios oficialistas que “nosotros valoramos la seguridad pasiva, basados en el dictamen técnico que emiten las direcciones provinciales de Transporte por el cual el Registro de Vehículos otorga la licencia de circulación, y ha ocurrido que aun pasando por los filtros anteriores, el carro no cumple con los requerimientos”.
Pero muchos choferes se las arreglan para saltarse el trámite de la inspección. Figueroa admitió el problema que se da en las plantas de revisión técnica, relacionado con la corrupción de funcionarios, empleados y choferes. Comentó que varios casos de “trampas” e innovaciones caseras a los camiones han pasado desapercibidas o por complicidad.
Share this article :