LO ÚLTIMO
Home » » Los cubanos acaparan negocios ilegales de marihuana en Colorado

Los cubanos acaparan negocios ilegales de marihuana en Colorado

Allanamiento de una casa con cultivo de marihuana en Colorado.
Café Fuerte.- Varios operativos contra cultivos ilegales de marihuana en el estado de Colorado concluyeron con el arresto de siete cubanos y el decomiso de más de dos mil plantas de la droga, que los sospechosos alegaban iba a ser utilizada con fines medicinales. 
En todos los casos, según el reporte policial, los detenidos residían en Colorado desde hace poco tiempo tras mudarse provenientes de la Florida. Ninguno contaba con licencia para sembrar los arbustos destinados a prácticas terapéuticas.
La primera redada se realizó el 30 de marzo en cinco viviendas de Pueblo West, donde fueron descubiertas 1,900 plantas y se arrestaron a siete individuos, de ellos dos cubanos cuyas identidades no fueron reveladas.
Tan solo 48 horas después, en la zona de Pueblo West se produjeron otras dos detenciones: Adriel Trujillo, de 28 años, y Leosbel Ledesma, de 41, quienes llevaban pocas semanas en la zona y ya se encontraban cultivando 127 plantas.
Extravagancias de iluminación
Varias denuncias por olores y alto consumo de electricidad llevaron a las autoridades a abrir nuevas investigaciones, lo que provocó que en las siguientes horas tres personas fueron puestas en custodia de los oficiales: Elio Hernández, de 45 años; Eladio Ponce, de 36; y Anaili Toledo, de 32; quienes enfrentan cargos por cultivo ilegal de una sustancia controlada y tráfico de drogas.
Según la Fiscalía del Condado Pueblo West, allí se encontró un extravagante sistema de iluminación para mantener vivas una 180 plantas. En esa propiedad residía una cuarta persona quien no fue vinculada al crimen.
Aunque los arrestos se hicieron de manera independiente, las autoridades sospechan que todos pertenecían a una misma red cuyo propósito final era enviar la droga cultivada hacia la Florida.
Esta ola de arrestos en Colorado por tráfico de drogas, con cubanos involucrados, no es nueva.
Hace tan solo siete meses un total de 14 personas fueron llevadas ante un juez después de una larga investigación que comenzó en mayo de 2014  y que concluyó con un operativo realizado con la participación de agencias federales, estatales y locales, el 1ro de septiembre.
Arsenal de armas
En esa ocasión, las autoridades descubrieron una cifra superior a las 1,000 plantas de marihuana, algunas listas para ser cosechadas en pocas semanas. El hallazgo fue hecho en ocho propiedades de dos condados del Estado.
De acuerdo con un comunicado de la Oficina del Fiscal de Distrito de Colorado, también se recuperaron 28 armas de fuego, de ellas 13 rifles y ocho escopetas, además de 50 libras de marihuana seca y más de $25,000 dólares en efectivo.
Documentos de la corte señalaron que la primera pista que tuvieron los agentes fue una parada de tráfico tras la cual comenzó una vigilancia de varios vehículos durante meses. El seguimiento permitió detener en Pennsylvania un auto con 34 libras de marihuana, en octubre del 2014.
El segundo incidente ocurrió un mes después, cuando otro automóvil que se encontraba bajo la lupa de las autoridades fue seguido hasta una estación de correos. Allí sus ocupantes descargaron dos cajas con la supuesta intención de enviarlas a la Florida.
Narcotraficantes armados
La misma operación se repitió en otra oficina de United Postal Service, que de inmediato se puso en contacto con la policía. Las autoridades incautaron cuatro cajas con un total de 26  libras de marihuana.
Con todos estos elementos se cerró el cerco contra los acusados, quienes fueron sorprendidos en las ocho propiedades revisadas.
El fiscal federal John Walsh explicó que la intención de esta organización de narcotraficantes fuertemente armados era transportar una substancial cantidad de droga fuera del Estado de Colorado y con ello obtener una gran cantidad de dinero en retorno.
Aunque en total el comunicado de la Fiscalía fija en 20 los acusados y en 17 los detenidos, solo se reveló la identidad de 14 personas. Tres de los sospechosos están fugitivos y sus nombres no fueron dados a la publicidad.
Los 14 arrestados fueron:
1- Yosandris Rogue de Escobar, 26 años
2- Aldalberto Fernández Linares, 51 años
3- Miguel Moreno, 52 años
4- Lilia Gómez, 48 años
5- Víctor García, 69 años
6- Félix Bárbaro Donate Blanco, 43 años
7- Jorge García Cabello, 51 años
8- Víctor González González, 40 años
10- Luis Aragón, 55 años
11- Jorge Rodríguez Leyva, 52 años
12- Alianet Garcia Romero, 22 años
13- Wilfredo Figueredo Díaz, 45 años
14- Héctor Rogue de Escobar, 49 años
Todo ellos enfrentan diversos cargos, incluidos conspiración para distribuir o poseer, con intento de distribución, de más de 1,000 plantas de marihuana. Ellos enfrentan penas mínimas de 10 años en prisión y máximas de cadena perpetua, en dependencia de cada caso específico.
En un documento de la corte obtenido por CaféFuerte se hace referencia a una pareja de la Florida, presumiblemente de Miami, identificada como Griesys León y Rafael Hernández, quienes levantaron sospechas por querer rentar una propiedad en Colorado a un mayor precio que el anunciado en una publicidad.
Cultivos en el sótano
En esa misma casa los investigadores arrestaron a Jorge Luis Rodríguez Leyva, quien se identificó como cubano y mostró también un pasaporte español. Dijo que estaba de visita solamente en esa casa desde hacía unos 10 u 11 días. En la residencia se incautaron 43 plantas de marihuana que se cultivaban en el sótano y 1,249 gramos de la planta en varias bolsas, listas para su posible distribución.
Otro caso llamativo entre los acusados es el de un matrimonio y su hija mayor. Lilia Gómez les explicó a las autoridades que ella estaba preocupada por el cultivo de la droga desde que llegó a la vivienda, pero que no sabía quién las había plantado ni quién las cuidaba. También aclaró que vivía en esa dirección desde marzo y que actualmente se encontraba desempleada.
Sin embargo, el presunto cuidador de la cosecha era Jorge García Cabello, su esposo, quien estuvo de acuerdo en hablar con los agentes. Según la orden criminal en su contra, el hombre alegó que había un total de 60 a 70 plantas y que todas les pertenecían a él y a Héctor Rogue de Escobar, otro de los capturados.
Garcia Cabello dijo que no tenia trabajo y que había vivido en esa residencia en los últimos seis meses. El residente  pagaba una factura de luz aproximadamente de $3,000 dólares mensuales.
Proliferación de bandas armadas
En el mismo operativo las autoridades arrestaron a la hija mayor del matrimonio García-Cabello Gomez, una joven de 22 años identificada como Alianet García, quien alegó no saber nada de la droga.
La relación entre Yosandris Rogue de Escobar y Héctor Rogue de Escobar no trascendió.
El estado de Colorado permite el cultivo limitado de marihuana a seis plantas por persona y a un máximo de 12 por residencia.
Las permisivas políticas y leyes del estado con respecto a la marihuana permiten que organizaciones de tráfico de drogas a gran escala establezcan sus operaciones de cultivo allí para apoyar su red de distribución nacional, alertó el agente especial Barbra Roach, integrante de la Administración de Lucha Antidroga (DEA) en la división de Denver.
Las bandas de cubanos vinculados al cultivo y distribución de marihuana parecen estar en boga, con la partcipación de un altop orcentaje de inmigrantes de las más recientes oleadas de la isla. El pasado mes, las autoridades desmantelaron una organización delictiva en el área de Tampa que operaba de la misma forma que los grupos de Colorado, también con posesión de armas.
La banda operaba en los condados de Hillsborough, Hernandoy Suwanee. Fueron arrestados 22 de sus miembros -tres escaparon presuntamente a Cuba- y les fueron ocupados cargamentos de marihuana por valor de $2,5 millones de dólasres.
Share this article :

No hay comentarios: