LO ÚLTIMO
Home » » ¿Qué volá con tu símbolo?

¿Qué volá con tu símbolo?


El Guama.- En el cubaneo nuestro de cada día ya no asombra encontrarnos que lo que dijo Pepito por la mañana por la tarde lo desmiente Emilito . ¿Qué volá con todo este key? En ese chanchullo manda cualquiera en su cuarto de tierra, "cualquiera" siempre que sea de la familia, como el sobrino de los biranenes, dueño de Labiofam que además de tener ya asegura’o el puesto y la empresa pa’l futuro se las da de creativo inventándole olores a los zurdos de seso sucio que necesitan embarajar la peste a penco con fragancias a "heroicidad y gallardía" 

¿Existe en ese prostíbulo tropical y resingópilo que es la dictadura el sentido del ridículo? ¿Alguien se da cuenta de que cada medida, comunicado, paso, decisión o resultado está marcado de partida en el ridículo más extremo? No basta que el estúpido mayor, el más grande caretabla de todos los tiempos sea la prueba viviente de que todos sus intentos de gloria fingida y engrandecimiento no le superen ni aún en vida, también hay que ver al impresentable de su hijo, más tonina que delfín, tipejo que vive de pasear la cara del esperpento de su padre en fotos, hablando de "dinastía Castro" creyéndose que mata con la frase cuando en realidad hunde un poco más el nombre y la esencia de un clan de ladrones, mueleros y guayaberos.

¿Qué coño es lo que está mal con está gente? Habla Mariela y la caga. Habla Raúl y la caga. Habla Tony y la caga. ¡Y el cabrón mayor que parió esta recua ni siquiera tiene ya que hablar para cagarla! Al final es aquello que, temiendo toda su vida, marca el signo de su apellido y el curso de esa casa de putas que ha creado. El ridículo en todo lo que hacen es el mejor castigo y nuestra mejor venganza disfrutarlo en todo momento desde el privilegio que da el ser parte de esta obra en desarrollo que está lejos de acabar, sobre todo porque no es como ellos quieren que acabe.

¿Y el cubano, qué? Se une zurdo y derecho, despojado y despojador, víctima y victimario en las cosas más impensadas, en lo inesperado que precisamente no es el clamor por un futuro mejor ni el cese de este secuestro de medio siglo o la denuncia del abuso y el robo. El cubano, chanchullero y chismoso, chancletero y chupatranca, peón manejable se une, afuera y adentro con el hecho de que a un soplatubo de apellido Castro le nieguen el placer de regalar a la comepinguería mundial unos perfumes con nombres de monigotes populistas y la flema robada de asegurar que "Ernesto es más amaderado y dulce con un dejo refrescante, mientras Hugo tiene un olor más suave, a frutos tropicales y se percibe menos penetrante".

Personalmente a este, su periódico Guamá, nos importa un coño si le ponen "Ernesto" a un perfume, "Fidel" a una calle, "Raúl" a un consolador... En fin, esto recién empieza queridos amiguitos y aprepárense porque acabará peor que aquel filme llamado “Perfume de mujer federada” donde al final no son más que eso, perfume que se esfuma. Habemus pinga, no se fájense.
Share this article :

No hay comentarios: