LO ÚLTIMO
Home » » CARTA ABIERTA A UNA MADRE GUSANA DE SU HIJO CHIVATO.

CARTA ABIERTA A UNA MADRE GUSANA DE SU HIJO CHIVATO.


Querida madre:

Sé que hubieras preferido que mi destino fuese como el de los balseros pero te digo que ni loco, ojalá me hubiera tocado un puesto en La Yuma, en la embajada, así se viaja más porque con el dinero del G2 se va y se viene, yo no estoy para vivir en Miami con el cubaneo y la miseria, lo mío es hacer lo que aprendí en los cursillos del DOR. Chivatear, tumbarle lo que pueda al ministerio y escapar a troche y moche, porque estar jalando tanque como un comemierda es algo que no me cuadra, aquí hay que estar con esto, es el mejor negocio que hay, no en esa bobería tuya de los derechos humanos y cambio pacífico ni nada de eso. Madre, tú lo que eres una gusana, una descarada vende patria que dejaste el Comité y traicionaste a la FMC para estarte prestando para los proyectos esos de cambiar las cosas aquí y eso, con la vigilancia y el chismorreteo que tenemos aquí y tú vienes a meterte en eso, pero no importa, la patria me acoge como madre protectora, ahora mi mamá es el Departamento de Instrucción y mi familia verdadera está en Villa Marista, bajo la guía insuperable de Dalia Soto que en definitiva, es mejor que tú.

La verdad es que yo no sé en qué cabeza cabe hacer lo que estás haciendo, ¡qué cosa más grande! mírame, aprende de tu hijo, el viaje a España está por venir, ya escribí un par de artículos y tres proclamas que publicarán enseguida en CubaInformación y en el Granma, ¡pero si hasta Ubieta y Yohandry me ha retuiteado! tú sabes que yo echo palante a todo el mundo y doy lengua hasta que brille si hace falta, me asiste la entereza y el convencimiento de que cumplo con mi sagrado deber, estoy mejor que una pila de gente. Con el viático y otros pesos que me dieron de estipendio por una muela que metí en un simposio, esta vez sí que me compro la tele de pantalla plana y veré la mesa redonda a todo tren y vibrar como se debe.

Me enteré que andas por ahí con las puñetera damas esas de blanco hablando cosas de mí... pero bueno, ¿qué le vamos a hacer? Eres una mercenaria, una asalariada del imperio, una perdida cuatrera y una arrastrá sin conciencia del momento histórico y de la gloria que se ha vivido. Me recuerdo en esta hora de aquellos bisteces que me dabas cuando niño, comprados en bolsa negra, ¡bandida! Es más, me arrepiento una y mil veces de vestirme con aquella ropa que pujilateabas en la Shopping, te aprovechaste de mi inocencia para corromperme, pero no, ¡el amor a la revolución pudo más!

Dicen que andas por ahí diciendo que puede que en venezuela cague la perra porque a Chávez le está yendo mal con el monigote imperial ese que la derecha intergaláctica y el imperialismo interestelar quiere implantar para robarse los bienes del pueblo venezolano, por eso esta semana voy a aprovechar un viaje a Caracas y traer la mayor cantidad de pacotilla que pueda, no vaya a ser que al ministerio le quiten el puerto ese que nos regalo Bembagorda y se nos joda el negocio; ¿tú crees que si eso pasa cambie algo aquí? ¡jamás! Si tenemos que resistir otro período especial lo vamos a hacer con la perseverancia, el honor y la justeza de estar convencidos que nos asiste la verdad porque a fin de cuentas a aquello no le queda mucho porque el capitalismo está en crisis y con el cambio global, climático y la bomba atómica la cosa se va a poner verde, pero eso será el inicio de la revolución mundial y la implantación de un sistema más humano y equitativo como el que ahora mismo disfruta el hermano pueblo de Korea del Norte.

¿Cómo fuiste capaz de contarme aquellas patrañas del enemigo sobre la URSS y el muro de Berlín? Hoy, con mi carnet de la UPEC soy todo un periodista, un individuo avezado en la verdad a quien no se puede engañar, ¿crees que no me doy cuenta de que vas por el camino del mal si sigues metida en esos rumbos que tu andas? Si quisieras, apartarte de todo eso y regresa al amoroso seno de la revolución… ya hablé con el oficial de la contrainteligencia que te atiende, si te entregas y renuncias a esas payasadas en que andas, él te puede ayudar, solo tendrías que cooperar, tú sabes... contarle todo lo que sabes de esa gentuza que enmarañada, ciega y sorda te tiene. Sólo así sentiré el orgullo de llamarte de nuevamente "Mamá".

Date cuenta que todo eso que tu repites es todo un invento de esos imperialistas que quieren adueñarse de nuestras riquezas y despojarnos de nuestra patria, de todo lo que hemos conseguido, ¡¿cómo no lo ves?! todo es orquestado por esa crapula que desde el extranjero nos quiere destruir y evitar que nuestros niños sonrían y tengan el abrazo generoso de sus padres y maestros que los conducen por los sagradas sendas de la doctrina revolucionaria, sería permitir que cada niño sufra lo que yo sufrí cuando te alejaste de la senda inmaculada de la luz héroica y la guía de nuestros mártires, pero... ¡no lo permitiré!

Por eso, te juro que mientras yo este aquí, ni tú ni ningún enemigo de la revolución podrá jamás empeñar los logros y las victorias que hemos conquistado, y menos ahora que ya me aprobaron la oficina en el edificio del ministerio y me van a cambiar el carro a fin de año. Es que no entiendo que más quieres, ¿que más te hace falta?, ¿por qué no puedes disfrutar de la paz y las bondades que te brinda el sistema más democrático y de probadas proezas transcendentales del mundo? ¿Por qué?

Enrique Mendieta.
(Agente Sohandry Santana)
Share this article :

No hay comentarios: