LO ÚLTIMO
Home » » Lo que todo cristiano debe saber sobre cuestiones de legalidad en Cuba referente a la Iglesia y su labor evangelística. I.- La Constitución de la República de Cuba y la libertad religiosa.

Lo que todo cristiano debe saber sobre cuestiones de legalidad en Cuba referente a la Iglesia y su labor evangelística. I.- La Constitución de la República de Cuba y la libertad religiosa.


Conocer las leyes, los deberes y derechos, los procedimientos legales, etc., no es cuestión de política, ni de tener una cultura jurídica; en muchas ocasiones es cuestión de vida o muerte.

 En Cuba se conoce muy poco sobre el uso de las Leyes en lo relacionado con la vida cristiana o religiosa y el funcionamiento de la Iglesia como Institución.

En esta edición especial de este Boletín hemos querido hacer referencia, de manera sintetizada, a las principales leyes, documentos o declaraciones que nos dan fuerza legal para desarrollar el trabajo evangelístico y misionero y para practicar nuestra creencia confiados en no estar incurriendo en ninguna ilegalidad.

Válido aclarar que la ley suprema es la de Dios y como dicen las Escrituras en Hechos 4:29 “Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres”. El Apóstol Pablo nunca dudó en hacer uso de las leyes que él conocía y defendió su caso ante reyes y gobernantes; y cuando los de su nación queriendo ir por encima de las leyes y procedimientos legales intentaron matarlo, apeló a instancias superiores internacionales, lea Hechos 25:11 “...pero si nada hay de las cosas que estos me acusan, nadie puede entregarme a ellos. A Cesar apelo.”  

Damos gracias a Dios que todas las constituciones que han existido en nuestro país reconocen la libertad religiosa, incluyendo la Constitución vigente proclamada el  24 de febrero de 1976 y reformada por la Asamblea Nacional del Poder Popular en el XI Periodo Ordinario en los días 10, 11 y 12 de Julio del año 1992. Esta es la Ley de Leyes en Cuba, la cual le garantiza (por lo menos en teoría) que usted no será molestado por su creencia religiosa y que tiene libertad de manifestarla y rendirle culto a su Dios; y que será tratado de igual manera sin importar su creencia.

 Como el conocimiento de esta Carta Magna, de las leyes y de las declaraciones de derechos y libertades religiosas es prácticamente nulo entre las personas que tratamos (ver artículo “Constitución e institucionalidad” Granma 31/7/2009 por Félix López) e incluso por parte de funcionarios y personalidades públicas, pues sus acciones lo demuestran,  transcribimos algunos artículos claves:

 La Constitución de la República de Cuba:

Artículo 8: “El estado reconoce, respeta y garantiza la libertad religiosa. En la República de Cuba las instituciones religiosas están separadas del estado. Las distintas creencias y religiones gozan de igual consideración. 

Artículo 42: “La discriminación por motivo de raza, color de la piel, sexo u origen nacional, creencias religiosas y cualquier otra lesiva a la dignidad humana está proscrita y es sancionada por la ley”.
Constitución de la República de Cuba:

Artículo 54: “Los derechos de reunión, manifestación y asociación son ejercidos por los trabajadores, manuales e intelectuales, los campesinos, las mujeres, los estudiantes y demás sectores del pueblo trabajador, para los cuales disponen de los medios necesarios para tales fines…

Artículo 55: “El Estado, que reconoce, respeta y garantiza la libertad de conciencia y de religión, reconoce, respeta y garantiza a la vez la libertad de cada ciudadano de cambiar de creencias religiosas o no tener ninguna, y a profesar, dentro del respeto a la ley, el culto religioso de su preferencia. La ley regula las relaciones del Estado con las instituciones religiosas”.

 Constitucionalmente toda persona tiene libertad religiosa y nadie puede ser discriminado por su creencia. Toda persona puede asociarse a la religión que desee, puede manifestar su creencia y puede reunirse para ello sin ser molestado. Recordamos que nadie puede impedirle hacer lo que la Ley no prohíbe y si el que viola este principio es un funcionario público con abuso de autoridad la ley es más severa. Continuará........,


Escrito por: Luis Yoel Balbuena Pérez.*

Lic. Luis Yoel Balbuena Pérez. Es graduado de Licenciatura en Matemáticas y computación, estudio y esta graduado de Bachiller en Teología y Biblia. Pastor y Maestro del Ministerio Apostólico “Solución y Milagro”. Forma parte del Movimiento apostólico en Cuba y reside en Guáimaro, Las Tunas, Cuba.
Share this article :

No hay comentarios: