LO ÚLTIMO
Home » » El desconocimiento de la Historia hace que esta pueda repetirse.

El desconocimiento de la Historia hace que esta pueda repetirse.

Es muy dificil escribir la historia al momento que los acontecimientos se suceden aún mas cuando el que la escribe es partícipe de la misma.
De esto se aprovechan los que la cambian cuando finalmente fallecen los testigos de los hechos. Con la historia de Cuba sucede lo mismo, por eso, a mis 81 años de edad quiero dejar este escrito para tratar de impedir la tergiverzación de la misma.
Hay 3 incidentes de los que me siento completamente feliz. El primero fue durante el comienzo de la Revolución Comunista en Cuba. Me encontraba de vacaciones en Buenos Aires pero antes de salir de Cuba había dejado preparado el asilo de mi padre, Dr. Julio Bringuier Laredo, en la Embajada de la República Argentina. Mi padre se asiló en la misma el 7 de Enero de 1959. Después de haber sido Juez Correcional en La Habana por mas de 20 años, él había sido durante un par de meses Presidente del Tribunal de Urgencia de La Habana, Tribunal encargado de juzcar a los terroristas que mataban policías y ponían bombas sembrando el terror, el Magistrado que ocupó el mismo cargo pero en la provincia de Pinar del Río fue fusilado por los asesinos comunistas. Cada vez que recuerdo que con mi acto logré extenderle a mi padre 18 años en su vida me siento orgulloso como hijo.
Durante ese mismo mes de Enero de 1959 le propiné otro golpe a los asesinos que habían ocupado el poder en Cuba cuando logré sacar de Buenos Aires al lider sindical Cubano Eusebio Mujal Barniol, dos días antes de que dos sicarios Comunistas provenientes de Montevideo, Uruguay arribaran a Buenos Aires para asesinarlo por órdenes de los hermanos Fidel y Raúl Castro.
Finalmente Dios me puso en el camino del asesino Comunista Lee Harvey Oswald justo 4 meses antes de que este asesinara al Presidente John F. Kennedy. Su intento de infiltración en mi Delegación del DRE, nuestro enfrentamiento en Canal Street de Nueva Orleans, su condena ante la corte, la única en su historial, y su derrota en el debate radial que sostuvimos el 21 de Agosto de 1963 en WDSU-Radio han ya formado parte de la Historia de los Estados Unidos de América.
Espero que mis escritos y mis libros lleguen a las manos de historiadores futuros para que la verdad salga a la luz.
La Tiranía Comunista de los hermanos Fidel y Raúl Castro ha escrito una historia tergiverzada y mentirosa sobre la historia de Cuba.  Cuando Cuba era Colonia del Imperio Español, el Gobernador Valeriano Weyler ordenó una reconcentración criminal de Cubanos que fue condenada en la Historia de Cuba. Los Tiranos, Fidel y Raúl Castro llevaron a cabo en los años de la década de 1960 la reconcentración más vergonzosa en la historia de nuestro país cuando miles de familias de la zona de El Escambray fueron sacadas de sus casas y sus fincas y trasladados a nuevos pueblos en la Provincia de Pinar del Río. Los valientes patriotas que se había alzado en el Escambray en contra de la Tiranía Comunista han sido presentados en la historia de los Castro como "bandidos".
Ahora con la presentación en escena del Papa Francisco la Iglesia Católica vuelve a enseñarnos su division interna. Cuando los Comunistas sembraron de sangre las tierras de América Central y América del Sur sacerdotes y monjas comunistoides ayudaron a los esbirros comunistas en sus derramamientos de sangre. Otros dignos seguidores de Jesús fueron marginados poco a poco. La sangre de los buenos fue derramada por los seguidores de Lucifer. Fidel Castro y Raúl Castro establecieron el Cartel de La Habana que se unió al de Medellin. Raúl Castro, en 1964 había llegado a la conclusion de que la mejor manera de destruir a los Estados Unidos de América era destruyendo los cerebros de la juventud norteamericana con la droga. Hoy el Papa Francisco estrecha la mano de los criminales mafiosos de la droga.  
Cuando Jesús estaba en la cruz dos ladrones lo acompañaban a su lado. Uno de ellos se arrepintió de sus pecados y Jesús lo perdonó, el otro no se arrepintió y Jesús no lo perdonó. Resulta que ahora los Tiranos Cubanos Fidel y Raúl Castro, no sólo no se arrepienten, sino que continúan asesinando, poniendo hombres y mujeres en prisión, y empobreciendo Cubanos mientras ellos y sus herederos roban el erario público y el Papa Francisco los abraza, estrecha sus manos ensangretadas con la sangre de patriotas asesinados por ellos, y se rie con los Tiranos olvidándose de que más de UN MILLON de Cubanos han perecido en el destierro. Un hecho verdaderamente bochornoso para la Iglesia Católica y que asquea a cualquier ser humano bien nacido. ¿Abrazarse con dos asesinos no arrepentidos? Eso no me lo enseñaron los buenos sacerdotes Jesuítas que me educaron, durante 11 años, en el Colegio de Belen. 
El Pueblo de Cuba, el que valientemente se enfrenta a los Tiranos nunca podrá olvidar estos crímenes y a sus cómplices. Sus crímenes los condenan. Los cómplices que hoy los ayudan, llámense Barack Hussein Obama, Bill y Hillary Clinton, y el Papa Francisco también serán condenados por la Historia, la sangre de nuestros muertos no puede haber sido derramada en vano.
Fulgencio Batista ocupó el poder durante 6 años. Los Tiranos Fidel y Raúl Castro han ocupado el poder durante 56 años. A Fulgencio Batista se le tilda como Dictador, los hermanos Castro reciben en su gran finca a Jimmy Carter, a Bill Clinton y a seguidores de Barack Hussein Obama quien los considera como de su misma clase.
Hoy comienza el año 57 de nuestro Vía Crucis. Le pido a Dios por mi Patria de nacimiento. Que el hombre Cubano pueda vivir con su cabeza en alto, que la mujer Cubana deje de llorar lágrimas de sangre, que las Damas de Blanco puedan vivir sin ser golpeadas por los esbirros Comunistas por el sólo crimen de expresar sus ideas por una Cuba libre y que los niños Cubanos puedan  crecer en un país libre donde puedan labrarze el futuro que ellos quieran.
De niño escuchaba decir que nunca es tarde cuando la dicha es buena. Espero que los que detentan el poder en Cuba se percaten de que para Cuba ya es hora y acepten que se establezca un gobierno de "Reunificación Nacional" que permita que en Cuba el Pueblo pueda vivir sin odios ni rencores.  
Principalmente le pido a Dios que la Historia, en su día, registre la verdad del crimen cometido contra el Pueblo de Cuba, así como la verdad sobre la sangre inocente que el criminal Cartel de La Habana ha derramado por todo nuestro planeta.
A pesar de todo, algún día Cuba volverá a ser como la quería nuestro Apostol José Martí "con todos y para todos".
1ro de Enero del año 2016.
Dr. Carlos J, Bringuier

¿QUE OPINA USTED DE ESO?
Share this article :

No hay comentarios: