LO ÚLTIMO
Home » , » Advierten autoridades de Miami inminente crisis por llegada masiva de cubanos.

Advierten autoridades de Miami inminente crisis por llegada masiva de cubanos.

Líderes de los principales municipios de Miami-Dade expresaron su preocupación por la inminente llegada de miles de cubanos varados en Costa Rica.
El alcalde de Miami, Tomás Regalado, dijo que los gobiernos locales carecen de fondos para financiar programas de asistencia a esta nueva oleada de cubanos una vez se les autorice el paso por Centroamérica y México para llegar a Estados Unidos.
“Esto será un Mariel con cuentagotas”, dijo Regalado a el Nuevo Herald. “Nuestros refugios están colmados y si pudieran expandirse costaría dinero con el cual los gobiernos locales no contamos”.
Regalado recordó que el sur de la Florida encaró en 1980 uno de los más significativos éxodos de inmigrantes a Estados Unidos: la crisis del Mariel, que implicó la llegada de más de 125,000 cubanos en unas 2,000 embarcaciones.
Pero el alcalde enfatizó que durante el éxodo de Mariel, el gobierno federal asumió un rol protagónico para asistir a la oleada de inmigrantes, hecho que, desde su punto vista, dista del actual rol de Washington ante la crisis de unos 8,000 cubanos varados en Costa Rica.
Esta última crisis se desató a mediados de noviembre cuando Nicaragua, bajo el argumento de “riesgos a la seguridad de su soberanía”, les cerró la frontera a los inmigrantes cubanos que pretendían cruzar desde Costa Rica, país que había otorgado visas de tránsito a cubanos que llegaban por tierra desde Ecuador.
Para el gobierno de Miami-Dade que lidera el alcalde Carlos Giménez la responsabilidad de atender localmente a los cubanos que llegarían de Costa Rica es “una responsabilidad directa del gobierno federal”. 
“No obstante estamos dispuestos a colaborar en todo lo posible para buscar soluciones a esta crisis”, dijo la vocera condal Stephanie Severino.
El presidente del Concejo de Hialeah, Luis González, coincidió en que los gobiernos locales carecen de fondos presupuestales “para lidiar con una migración masiva”.
“Muchos quieren establecerse aquí por la facilidad del idioma, del acceso al trabajo y porque tienen familiares”, dijo González. “Pero este es un asunto en el que necesariamente debe participar el gobierno federal y tendremos que esperar para ver los recursos disponibles para atender este tema”.

“EEUU tendrá que tomar una decisión”

Pese a que los políticos locales insisten en la necesidad de involucramiento de las autoridades federales, la participación del gobierno estadounidense en este asunto continúa siendo una incógnita.
El Departamento de Estado ha declinado comentar sobre la participación de Estados Unidos en la búsqueda de una solución a la crisis migratoria. Tampoco dio información sobre la reunión que sostuviera el embajador Fitzgerald Hanay con el presidente costarricense Luis Guillermo Solis y la representante por Texas Kay Granger el martes.
Granger—que preside el subcomité de apropiaciones para asuntos de Estado y operaciones en el extranjero en la Cámara de Representantes y fue muy activa durante la crisis de los menores centroamericanos en la frontera con México—, dijo que visitó a los cubanos en la frontera entre Costa Rica y Nicaragua para “entender” de primera mano lo que está ocurriendo allí.
“Hablé con muchos de ellos y está claro que su plan es venir a Estados Unidos... Nadie dice que Estados Unidos está incitándolos a irse pero todos tienen miedo de que el modo en que Estados Unidos acepta a las personas que se van de Cuba cambie. Estamos hablando de un número grande que pudieran entrar en un periodo corto, que podrían ser tantos como 5,000. Tendrá que tomarse una decisión sobre lo que Estados Unidos hará”, comentó al Nuevo Herald.
La congresista dijo que al preguntar sobre las causas del éxodo, “ahora que supuestamente con relaciones diplomáticas las cosas debían estar mejor”, los cubanos estuvieron de acuerdo en que la situación en su país “está peor”. “Había médicos, artistas, personas talentosas que no quieren usualmente irse de su país”, señaló.
Granger agregó que la crisis de los refugiados cubanos en Costa Rica ilustra un problema mayor de seguridad y tráfico de personas que enfrenta ese país. “La noche que estuvimos allí, tres coyotes trajeron [a Costa Rica] a 50 personas de Nepal, Somalia, Paquistán. Es una situación distinta a todo lo que habían visto antes”, dijo.
En un comunicado enviado al Nuevo Herald, un vocero del Departamento de Estado refirió a los gobiernos centroamericanos las preguntas sobre el acuerdo alcanzado, según el cual en enero comienza el traslado de cubanos por vía aérea hacia El Salvador y de allí en autobuses hacia México, en un programa “de prueba, no como algo permanente”, acotó la congresista. El canciller costarricence Manuel González dijo a la prensa de su país que se espera que los cubanos cubran sus propios gastos de transportación.
El Departamento de Estado reiteró también que los acuerdos migratorios de 1994-1995 se mantenían en pie y que EEUU no tenía planes de modificar la política migratoria vigente hacia Cuba. 
Según la prensa costarricense, las garantías ofrecidas por Estados Unidos de recibir a los cubanos si llegan por vía terrestre a ese país, habría ayudado a destrabar el nudo de las negociaciones que habían estado estacadas durante un mes, tras la negativa de Nicaragua de dejar pasar a los cubanos por su territorio, posición que luego adoptaron también Guatemala y Belice.
La congresista cubanoamericana Ileana Ros-Lehtinen culpó directamente al gobierno de La Habana de provocar esta crisis.
“Debemos recordar siempre que el régimen de Castro es responsable de la creación de la crisis en América Central con el fin de distraer la atención de los muchos males y privaciones en la isla, así como para tratar de alcanzar aún más concesiones del débil gobierno de Obama. Los cubanos no ven ningún futuro para sí mismos en su patria a pesar de que Obama y Kerry están desesperados para pintar una fachada falsa y de color de rosa sobre las relaciones diplomáticas que no han resultado en ninguna mejora para los cubanos”, declaró al Nuevo Herald.
Ros-Lehtinen dijo que hay iglesias y otras organizaciones humanitarias dispuestas a patrocinar individuos y familias en EEUU pero se mostró escéptica de lo que hará el gobierno mexicano cuando comiencen a arribar los primeros cubanos.
La oficina de Mario Díaz-Balart informó que el congresista estaba de viaje y no pudo acompañar a Granger a su visita a Costa Rica.
La oficina del congresista Carlos Curbelo, quien presentó un anteproyecto de ley para modificar los términos en los que son admitidos los inmigrantes cubanos y recortar los beneficios federales que reciben, no contestó una petición de comentario para esta historia.

Todos los caminos conducen a Miami

Por su parte el vicegobernador de la Florida, Carlos López Cantera, dijo a el Nuevo Herald que el gobierno estatal no ha recibido mayor alerta de Washington, ya que el gobierno federal no comparte sus planes en materia migratoria. Sin embargo, aseguró que el presupuesto estatal se encuentra en buenas condiciones.
“Los cambios [desde que se restablecieron las relaciones entre Cuba y Estados Unidos] han provocado más intimidación en el pueblo cubano que solo busca vivir en libertad [...] y los hermanos Castro se aprovenchan de la generosidad de este país”, dijo López-Cantera.
Por su parte el alcalde Regalado dijo que el sistema local de asistencia, ademas de alojar en refugios a personas desamparadas, financia temporalmente el hospedaje de unas 60 familias desamparadas en moteles, algunos de ellos en la Calle Ocho. El presupuesto anual es de casi $1 millón, pero enfatizó que este ya no alcanza para más”.
Regalado dijo que aunque el inminente ingreso de inmigrantes cubanos será por la frontera mexicana, el destino final de una amplia mayoría será Miami.
“El cubano vive de información y sabe que en Miami hay ayuda, sea por la derecha o por la izquierda”, dijo Regalado. “Por eso se las van a ingeniar para venir a Miami [...] pero la realidad es que no tenemos presupuesto y necesitamos que el gobierno federal encare esta crisis que se nos viene”.




Read
more here: http://www.elnuevoherald.com/noticias/sur-de-la-florida/article52862420.html#storylink=cpy
Share this article :

No hay comentarios: