LO ÚLTIMO
Home » » Wifi, el inesperado personaje del año en Cuba.

Wifi, el inesperado personaje del año en Cuba.

Probablemente la conexión inalámbrica sea el personaje del año en Cuba, pero tiene un duro rival en el 17-D pactado por Barack Obama y el general Raúl Castro. Diez meses después, los cubanos sienten que el nuevo panorama es como el cuento de la buena pipa: no tiene final
Cuba vive un inédito y limitado incremento del acceso a internet. (ARCHIVO)
Desesperada por la torpeza de algunas instituciones estatales, Sandra, 48 años, una habanera regordeta que suelta las palabras a velocidad alucinante, una tarde fue con su tableta ASUS a una plaza wifi en los alrededores del boulevard de San Rafael y abrió un blog.
Quería contar, a quien pudiera interesar, el timo que sufrió en una permuta por un matrimonio de militares. “Supuestamente era una transacción simple. Ellos permutaban para mi apartamento en la barriada de Lawton [al sur de La Habana] y yo me mudaba para su casa en Camagüey. Pero al ver que su propiedad no era legal, no acepté el trato. Y ahora estoy envuelta en un litigio, pues el matrimonio me quiere despojar de la vivienda diciendo que ellos pagaron dinero. Ante la dilación de los tribunales, opté por protestar a través en la red. Siempre es bueno armar escándalo cuando uno sufre una injusticia”, señala sentada en un banco de cemento en el parque Fe del Valle.
Aprovechan para denuncias de atropellos
Aunque una encuesta a 23 personas confirma la percepción de que la mayor parte de los cubanos se conectan a internet vía wifi para chatear con parientes y amigos residentes en el extranjero, conocer si Lionel Messi puede ir a la cárcel por defraudar a la Hacienda española o el desempeño de los beisbolistas cubanos en la post temporada de la MLB, hay ciudadanos que aprovechan las amplias posibilidades de la web para informarse, investigar o denunciar atropellos.
Si en los años 60, La Rampa era una pasarela de friquis amantes de los Beatles, donde la policía efectuaba redadas y los acusaba de pichones de 'contrarrevolucionarios', o de familias y estudiantes que se llegaban a la heladería Coppelia, a consumir uno de los 26 sabores de helados que se ofertaban, ahora en el siglo XXI, la populosa Calle 23 es sinónimo de jóvenes que van ‘pa'l Vedado’, a navegar por internet y hacer amigos en Facebook.
Puro cantinfleo
Probablemente la conexión inalámbrica sea el personaje del año en Cuba. Tiene un duro rival en el 17-D pactado por Barack Obama y el general Raúl Castro. Pero diez meses después, los cubanos sienten que el nuevo panorama tras restablecer relaciones con Estados Unidos es como el cuento de la buena pipa. No tiene final. Todo se ha quedado en viajes, reuniones, fotos y declaraciones. Puro cantinfleo.
Claro, la gente sabe quién es el culpable del gatopardismo tropical. Y sigue en lo suyo. Buscar por internet contratos de trabajo en el extranjero, ligar un yuma [o una yuma], no importa si es heterosexual, bisexual, homosexual, transgénero, de derecha, izquierda, anarquista, liberal, conservador o iconoclasta. Da igual.
La esperanza de dejar de la isla
La crisis económica estacionaria y la pachorra gubernamental es una razón de fuerza mayor para que muchos cubanos decidan abandonar su patria.
Raudel ha gastado alrededor de 100 dólares, desde julio a la fecha (la hora de internet cuesta dos dólares con cincuenta centavos y en la Isla el salario promedio ronda los 23 dólares), proponiendo sus conocimientos de informática a diferentes empresas occidentales.
“Internet es global y multiusos. Y a lo mejor engancho una buena oferta de trabajo”, apunta. Mientras espera respuesta, cuelga fotos de semidesnudos suyos, mostrando su físico esculpido en gimnasios privados. A ver si cuela en la líbido de alguna chica, chico, anciana o anciano con dinero suficiente para pagarle un billete aéreo. "Aunque sea para ser un juguete sexual".
George, un mulato desgarbado graduado de Historia del Arte, rellenó online su planilla para el sorteo que desde el 1 de octubre hasta el 3 de noviembre promueve el Departamento de Estado en Estados Unidos y que otorgará 55.000 visas de residencia permanente a ciudadanos de diferentes naciones, Cuba incluida.
“A lo mejor le doy la pata a la lata y dentro de un año estoy en gringolandia tomando Coca-Cola y comiendo bistec de res con papas fritas. Lo último que se pierde es la esperanza”, acota.
También hay un segmento de personas, casi todas mayores, en cuyos rostros se adivina una mezcla de cautela y espanto. Con su laptop o teléfono inteligente, se llegan a la zona wifi de La Rampa, pero desconocen cómo conectarse a internet.
"No se preocupe, amigo", le dice alguno de los fanáticos de las nuevas tecnologías, dispuestos a tirar un cabo. Eso sí, nada es gratis. Cobran un peso convertible por la 'clase'. Y si quieres tarjeta de navegación 3 cuc. Todo al cash. O te enganchan a Connectify por mitad de precio.
A no ser que suceda la muerte de un personaje célebre o un acontecimiento sorpresivo, las redes wifi en Cuba se han robado el show en 2015.
Escrito por Iván García
Share this article :

No hay comentarios: