LO ÚLTIMO
Home » » Anciana de 72 años es asesinada durante las fiestas de los CDR

Anciana de 72 años es asesinada durante las fiestas de los CDR

Funeral de Juana Alcolea (foto del autor)
BAYAMO, Cuba.- Un nuevo caso de violencia ocurrió en la ciudad de Bayamo ayer 27 de septiembre, durante las fiestas populares que celebraban el advenimiento del aniversario 55 de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR).
El violento hecho provocó la muerte de la señora Juana Alcolea, de 72 años, vecina de la calle Manuel del Socorro, zona céntrica de la capital granmense, y heridas graves a su hija, Mayelín Rodríguez Alcolea, de 32 años. Esta última, según se ha podido constatar, fue operada de manera urgente y reportada en estado grave en la sala de cuidados intensivos del Hospital Provincial Carlos Manuel de Céspedes. Se desconoce si su vida corre peligro, pues el acceso al personal que se encarga de su cuidado, es vedado por las autoridades que custodian el recinto hospitalario.
El autor del crimen es el joven de 30 años de edad, Ernesto Pérez, pareja de Mayelín y trabajador cuentapropista.
Iramis Ortiz, testigo presencial del sangriento hecho, afirma: “Lo vimos llegar (a Ernesto) al lugar con un cuchillo. Pero nunca pensamos que tenía malas intenciones. Esta reacción tan violenta nos sorprendió a todos. También nos sobrecogió enormemente ver la frialdad con que se sentó a esperar la llegada de la policía, después de cometer el crimen.”
Manuel Quiñones, quien también estaba en la fiesta, comenta: “Todo ocurrió muy rápidamente. Él atacó primero a Mayelín y ante el incidente, la señora Juana, se puso delante para defenderla y y recibió una cortada en el cuello, que le ocasionó la muerte. Después vimos a su hija pedir auxilio, derramando sangre por toda la calle.”
Al indagar entre los familiares sobre el móvil del hecho, encontramos la opinión de Yolanda Fonseca Alcolea: “La relación de Ernesto con mi prima fue muy traumática. Los problemas entre ellos se sucedían constantemente. En muchas ocasiones él le pegaba cuando estaba bebido. No le importaba hacerlo delante de su hijo pequeño. Inclusive la vigilaba y perseguía hasta en el trabajo. Siempre fue muy agresivo, pero nunca esperamos este fatal desenlace.”
El jefe de la 3ra unidad de la PNR, Mayor Mesa, al frente del caso, no quiso ofrecer declaración. Solo atinó a decir: “Salvo a familiares directos, no daremos ninguna opinión.”
Share this article :

No hay comentarios: