LO ÚLTIMO
Home » » Gana en tribunales el derecho a casarse en Brasil médico cubano.

Gana en tribunales el derecho a casarse en Brasil médico cubano.

El amor en tiempos de Más Médicos: La historia de Adrian y Leticia recorre las páginas de la prensa brasileña al estilo de una telenovela.
SÃO PAULO.- Después de una batalla de nueve meses con la justicia, el médico cubano Adrian Estrada Barber, integrante de la misión médica en Brasil, y la farmacéutica brasileña Letícia Santos Pedroso, consiguieron un final feliz para su historia: lograron que un juez los autorizase a contraer matrimonio.
Lo que suele ser un trámite sencillo entre dos personas que declaran amarse, y por libre y espontánea voluntad deciden unirse en matrimonio, en el caso del galeno cubano y su novia brasileña se convirtió en una angustiosa batalla en tribunales. Todo eso porque una cláusula del contrato firmado entre los profesionales de salud y la Comercializadora de Servicios Médicos Cubanos (CSMC) S.A. especifica que los matrimonios con extranjeros deben “cumplir con la legislación cubana” y advierte que las relaciones amorosas deben ser comunicados a los superiores.
La mujer de su vida
Adrian, de 28 años, llegó a Brasil en marzo del 2014 y conoció a Letícia, de 42, pocos días después de su ubicación en Arapoti, un pequeño municipio de 27 mil habitantes, en el sureño estado de Paraná. A partir de ese momento, la relación creció muy rápido. Fueron a vivir juntos y pocos meses después, Adrian le pidió matrimonio.
“Conocí a la mujer de mi vida”, declaró Adrian en entrevista al diario Folha de São Paulo, que publicó este jueves la noticia del fallo judicial favorable a la pareja.
Fue en un almuerzo que reunía a la familia de Leticia, que Adrian aprovechó para sorprenderla. Leyó ante los presentes una declaración de amor y le entregó una rosa que escondía el anillo de compromiso.
Un video casero que registra la declaración del compromiso matrimonial fue publicado por la revista Veja junto a un extenso reportaje titulado “ El amor en tiempos de Más Médicos“.
Novela brasileña
En septiembre la pareja pudo presentar en notaría los documentos de la boda -algunos tramitados en Cuba- y esperaba el aviso de aprobación del acto, que lleva entre 15 y 30 días. Pero en ese punto fue justamente cuando arrancó la pesadilla jurídica, que demandó un compendio de 120 páginas, tres juzgados diferentes y dos pareceres desfavorables hasta arribar al desenlace que ahora celebran.
ParejaBrasil03-display
La pareja de visita en La Habana, el pasado mayo. Foto: Veja
El primer revés llegó cuando la notaria del municipio de residencia de la pareja se apegó al inciso del estatuto del personal médico cubano, que regula el matrimonio de los contratados. La pena para quien viole esta norma puede ser hasta la expulsión del programa Más Médicos, lo cual pasó a ser uno de los temores de la pareja.
El juez local cuestionó la competencia de su circunscripción para juzgar el caso de un individuo bajo la égida del programa federal Más Médicos e interpretó que el contrato de Adrián tenía “un veto claro” de Cuba al matrimonio en el exterior. Decidió entonces elevar el proceso al ámbito federal.
En esa instancia, un fiscal recomendó que el pedido fuese a la capital. Merecía pasar por el análisis del Supremo Tribunal de Justicia (STJ), en Brasilia, por tratarse de un contrato internacional. Cinco meses después hubo otra marcha atrás. El máximo órgano de la justicia brasileña dictaminó que no le competía un fallo sobre el asunto, pues no involucraba un tratado internacional firmado por Brasil.
Decisión final y casamiento a la vista
Correspondía entonces al juez local, el de la primera instancia, dictaminar sobre el matrimonio. A favor de los novios, el ministro del STJ, Raul Araújo, advirtió que la Ley 12.871, que instituye el programa de colaboración Más Médicos, es clara en que “los participantes del programa están sometidos a la legislación brasileña en sus responsabilidades civiles y penales”.
De vuelta al pequeño municipio de Arapoti, el caso cayó en manos de Dawber Gontijo Santun, un nuevo juez local. Para suerte de Adrian y Leticia, el magistrado siguió el criterio del Supremo de sobreponer la ley brasileña sobre otras normas y autorizó el matrimonio.
La pareja recibió con júbilo este martes la decisión final.
En declaraciones a Folha, Adrian Barber afirma que pretende cumplir con Más Médicos hasta que culmine su contrato en el 2017. Uno de los planes de Adrian es especializarse en Cardiología.
La pareja asevera que la unión no es un plan para Adrian poder quedarse en Brasil: “Ni pensamos en eso, lo importante en estar juntos, en cualquier parte”, declaró la novia. Ambos afirman que vivir en Cuba es una de las opciones que manejan. En las primeras vacaciones del médico, el pasado marzo, Leticia viajó con él a La Habana para conocer a la familia de Adrian, que reside en la barriada del Cerro.
Ni cortos, ni perezosos, los novios dicen que antes que termine este mes formalizarán la unión matrimonial.
Share this article :

No hay comentarios: