LO ÚLTIMO
Home » » En la lista o no, Cuba continua siendo un país terrorista

En la lista o no, Cuba continua siendo un país terrorista


El gobierno de los Estados Unidos acaba de sacar al régimen totalitario de Cuba de la lista de países patrocinadores del terrorismo. Una contradicción inexplicable cuando se compara con la realidad que avalan los hechos a lo largo de más de cinco décadas. 
La dictadura castrista ha fomentado por décadas y continúa estimulando el terrorismo en dos ámbitos: El externo y el interno. 
Desde tan temprano como a principios de 1959 los hermanos Castro apoyaron, entrenaron, financiaron, armaron y hasta dirigieron operaciones terroristas y dieron refugio a cientos de terroristas de América, África, Asia y Europa. Es harto conocido los estrechos vínculos de la dictadura cubana con connotados grupos terroristas de Latinoamérica como los Tupamaros en Uruguay, Montoneros en Argentina, Sendero Luminoso en Perú, las FARC y el ELN en Colombia, el MIR en Venezuela, las operaciones guerrilleras de Ernesto ‘Che’ Guevara en Bolivia, el EGP en Guatemala, los Macheteros en Puerto Rico, los Zapatistas en México, el Frente Farabundo Martí en El Salvador, por solo citar algunos. 
En África, para 1965 Cuba envió al ‘Che’ Guevara al Congo y a lo largo de los años entrenó, financió, armó y apoyó grupos terroristas y guerrilleros en Ghana, Kenia, Mali, Nigeria, Zanzíbar, entre otros países. Patrocinó también, al Frente POLISARIO en Argelia y Libia. Además, envió tropas a invadir a Angola, Namibia, Somalia, Eritrea, y Etiopia. En muchos de estos lugares, las llamadas Tropas Especiales del Ministerio del Interior de Cuba cometieron horrendos desmanes y genocidios a los pobladores de dichos países. 
En Asia, Cuba envió a Viet Nam del Norte efectivos del Ministerio del Interior que fueron usados por Hanói para torturar a los pilotos estadounidenses capturados por el Viet Cong. 
En el Medio Oriente, el régimen castrista ha apoyado a grupos terroristas como HAMAS, FATAH, y recientemente, reconocido por el mismo gobierno cubano, sirvió de custodio de fondos de la organización terrorista Al Qaida. 
En Europa, la dictadura castrista dio entrenamiento y refugio al tenebroso terrorista Ilich Ramírez, alias “El Chacal”. También apoyó y entrenó a miembros de la ETA de España y del IRA de Irlanda del Norte. 
En los Estados Unidos, Cuba ha apoyado y ha dado refugio a elementos de las Panteras Negras. Derribó aviones civiles matricula Estadounidense y tripulados por ciudadanos americanos en espacio aéreo internacional el 24 de febrero de 1996, gracias a la información proporcionada por los espías cubanos de la llamada Red Avispa, infiltrados en Miami. 
Tan cerca como en el 2013 Cuba, violando las resoluciones de la ONU y las leyes de Panamá, envió a través del Canal de Panamá, un cargamento de armas a Corea del Norte ocultas bajo sacos de azúcar. 
Hoy día el régimen cubano da albergue y refugio a decenas de terroristas de distintas partes del mundo tales como miembros de la ETA y las FARC, así como lo es el caso de la norteamericana Joan Chesimard, también conocida como Assata Shakur, miembro del Black Liberation Army y quien es una de las personas más buscadas por el FBI. 
Y todos estos hechos, están más que documentado por las agencias de inteligencia y el Departamento de Estado de los Estados Unidos. 
Aun así, Washington ha sacado al gobierno de los hermanos Castro de la lista de países que patrocinan organizaciones terroristas. 
Pero es que además, el régimen castrista patrocina y ejecuta otro terrorismo: El del gobierno de Cuba contra el pueblo, que existe desde los mismos inicios de 1959 y persiste ininterrumpidamente hasta nuestros días. Es el terrorismo de estado que la dictadura castrista realiza contra la contra los opositores. Van desde las masacres por fusilamiento de miles de cubanos en la Cabaña en los ’60 y ‘70, hasta el hundimiento de embarcaciones cargadas de niños (El remolcador “13 de Marzo” en 1995, por ejemplo) y el asesinato de presos políticos y de opositores como el caso de Orlando Zapata y Osvaldo Paya en esta década. Y así sucesivamente hasta llegar al presente, tan cerca como la semana pasada, donde decenas de opositores fueron arrestados y golpeados en distintas partes del país. La lista de los actos de terror del actual gobierno cubano ser í a tan larga como para escribir varios voluminosos tomos. Este terrorismo, ausente en las definiciones para estar en la mencionada lista, existe y es real, en Cuba y otros países como Corea del Norte. 
Y la Casa Blanca, dice que el gobierno cubano no es terrorista… 
Según el gobierno de los Estados Unidos, un país patrocinador del terrorismo es aquel que propicia, fomenta, protege, organizaciones terroristas y/o lo realiza. Entonces, tendríamos que concluir que patrocinar a un gobierno que comete actos de terrorismo contra sus ciudadanos y que ampara organizaciones terroristas, es también patrocinador del terrorismo… La Casa Blanca que se ponga el sayo… pues por los hechos se demuestra, en la lista o sin la lista, Cuba es un régimen terrorista.

Escrito por Sergio Ramos
Share this article :

No hay comentarios: