LO ÚLTIMO
Home » » Y DALE CON LA SOCIEDAD CIVIL.

Y DALE CON LA SOCIEDAD CIVIL.

Foto: Según José Luis Rodríguez, ex ministro cubano de Economía, al cierre de 2014 en Cuba se computaron más de 477 mil trabajadores por cuenta propia, entre ellos la habanera de esta foto, tomada del blog de Angélica Mora.
Leo hoy en El Nuevo Herald que Dagoberto Valdés recorre las iglesias y habla con los gobiernos de Estados Unidos y otros países, “para sentar las bases de una sociedad civil en Cuba”.
Según Wikipedia, “el término sociedad civil, como concepto de la ciencia social, designa a la diversidad de personas que, con categoría de ciudadanos y generalmente de manera colectiva, actúan para tomar decisiones en el ámbito público que consideran a todo individuo que se halla fuera de las estructuras gubernamentales”.
Últimamente, este término se ha puesto de moda en Cuba y es muy utilizado por representantes de la disidencia light. Uno de los nuevos inventos y rejuegos de palabras, cantinflerías que han creado pues más claro, ni el agua: sociedad civil es todo aquel conglomerado humano que no pertenece a organismos armados, que en el caso de Cuba serían las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), el Ministerio del Interior (MININT) y la Policía Nacional Revolucionaria (PNR), con sus respectivos cuerpos especializados, así como la Empresa de Servicios Especializados de Protección S.A. (SEPSA), sociedad creada en noviembre de 1993 para brindar servicio de seguridad y protección a bancos, cadecas (casas de cambio), empresas nacionales y extranjeras y sedes diplomáticas, entre otras entidades.
Sociedad civil existe en Cuba desde antes de constituirse como República, el 20 de mayo de 1902. Uno de los grandes ejemplos de sociedad civil lo encontramos en la labor realizada por la pedagoga María Luisa Dolz y Arango (La Habana 1854-1923), una mujer que a fines del siglo XIX y principios del XX, sin dinero de gobiernos foráneos, ella sola hizo más por nuestras niñas y jóvenes que lo que en 56 años ha hecho la Federación de Mujeres Cubanas, subvencionada por el régimen. En 2013, a María Luisa Dolz le dediqué un post en mi blog.
A la sociedad civil pertenecen los partidos políticos y las agrupaciones, legales o ilegales, ateas o religiosas, cívicas, sociales, culturales, deportivas, recreativas… Las asociaciones o grupos dedicados a defender a niños, mujeres, negros, homosexuales, discapacitados y trabajadores por cuenta propia, entre otros. O los que defienden los derechos de autor de músicos, compositores y artistas y combaten la piratería editorial e intelectual.
Las organizaciones no gubernamentales, cooperativas campesinas, sindicatos obreros, equipos de pelota y alcohólicos anónimos, forman parte de la sociedad civil. Los científicos, técnicos, economistas, empresarios, abogados, médicos, arquitectos, ingenieros y profesores, entre otros, se agrupen o no en colectivos, también pertenecen a la sociedad civil.
Los opositores políticos y los periodistas independientes o free lance son integrantes de la sociedad civil, igual que los santeros, babalaos, espiritistas, masones, evangelistas, Testigos de Jehová…
Por cierto, ayer Iván envió un trabajo donde un cuentapropista se pregunta a qué tipo de sociedad civil se refiere la hoja de ruta de Obama. Es que en Cuba hay más de 477 mil trabajadores por cuenta propia y se calcula que 100 mil personas o más laboran ilegalmente en la economía negra o sumergida.
O sea, estamos hablando de casi 600 mil ciudadanos. Una fuerza varias veces mayor y mucho más poderosa que toda la oposición y el periodismo independiente juntos, que a mucho tirar no llegan a 10 mil en toda la Isla.
Entonces, por favor, a otros con ese cuento de la sociedad civil.
Tania Quintero
Share this article :

No hay comentarios: