LO ÚLTIMO
Home » » Un tanque de guerra rosado en patio habanero

Un tanque de guerra rosado en patio habanero

Un tanque de guerra rosado en patio habanero
LA HABANA.- Jesús Leiva tiene un tanque de guerra de uso personal y, con mucha probabilidad, es la única persona, civil por más dato, que posee solo para sí tal máquina de muerte en Cuba.
Aunque, si a ello sumamos que lo mantiene estacionado en el patio de su casa, mientras una tropa de niños sube por las esteras, se cuelga del cañón de 75 milímetros, entra y sale por la torreta; además está pintado de rosa y su propietario no es de Al-Qaida, sería entonces muy acertado certificar, de paso, que no existe un individuo en todo el planeta con semejante artefacto por hobby.
Para Leyva no constituye nada del otro mundo, es una bicoca el que este Sherman suyo, de la Segunda Guerra Mundial, forme parte del entorno de El Progreso, su finca ecológica con más de 25 tipos de árboles frutales (anón, chirimoya, mango) y de maderas preciosas (algarrobo, cedro, ocuje), especie de paraíso verde en el Reparto Bahía, a la salida de La Habana rumbo a las playas del este de la capital.
Con poco o más bien ningún asidero con la realidad, la leyenda asegura y Leiva no da su brazo a torcer, de que este es el último de los siete Medium Tank M4, esa es su denominación oficial, que sembró “Papo” Batista durante el primer lustro de los años 50 del pasado siglo en el Residencial Vía Túnel, como se le conocía a esta área apodada la Llave de La Habana, donde el hijo del presidente Fulgencio Batista, proyectaba instalar una serie de casinos de juego con amigos de La Cosa Nostra italoamericana.
Ni un leve indicio
“Papo”, Fulgencio Rubén Batista Godínez, procuraba que estos Shermans espantaran del lugar a otras poderosas familias, clanes opuestos, y que nadie ni nada impidiera su muy noble y loable propósito de que las ganancias de las casas de juego le repletaran los bolsillos.
La verdad parece ser otra que, realidad a fin de cuentas, no es tan atractiva. Para empezar no se le conocieron a este hijo de general vínculos con los capos; tampoco existe registro alguno, ni siquiera un leve indicio de la Conexión Papo en esta isla que para algunos tiene forma de lengua (todo lo dice) y para otros de oreja (todo lo escucha), lo que quizás sea una exageración.
En cambio, los vecinos del lugar sí sostienen que el Sherman se utilizó en un polígono para ejercicios militares, que existió en ese mismo sitio durante los días de las Milicias de Tropas Territoriales, más conocidas por sus siglas MTT, una asimilación de la teoría vietnamita de la guerra de todo pueblo. Fidel Castro las fundó en 1980 cuando ideaba hacer un infierno de cada palmo de tierra cubana que osaran pisar los invasores enemigos enviados por Ronald Reagan.
Mafia o MTT, Leyva enfatiza que como único entrega su tanque Sherman –apodo que le dieran los británicos por el general de la Guerra Civil estadounidense William Tecumseh Sherman–, es si le dan su peso en cabillas de hierro, que urge para reparar y ampliar su casita. Hablamos de un vehículo que pesa 3,3 toneladas.
Lo que no se entiende a primera vista es por qué lo pintó de rosado.
-Y, bueno, si hay un submarino amarillo por qué no puede haber un tanque de guerra rosado- dice.
Fuente: http://cafefuerte.com
Share this article :

No hay comentarios: