LO ÚLTIMO
Home » » Predicciones funerarias: Fidel Castro no será enterrado en Santa Ifigenia

Predicciones funerarias: Fidel Castro no será enterrado en Santa Ifigenia

Fidel Castro no será enterrado en Santa Ifigenia
Tanto apego y desapego al “Patria o Muerte, Venceremos” ha terminado creando una cierta inclinación al ficticio patriotismo y al espíritu funerario. Así quedó demostrado en la recién concluida semana, cuando volvió a la palestra el proliferado rumor de otra muerte, una más, del ex presidente cubano.
Ante este nuevo fallecimiento, la etiqueta “Fidel Castro murió” se desmarcó de entre los temas tendencias de todas las redes sociales, desatando una suerte de hipnosis, de carrusel de emociones, frente a una apocalipsis de zombies anhelantes de convertir la invención en información.
No es la primera vez, tampoco la última que el ex político cubano se hace centro de iguales murmuraciones. Por eso me resulta raro el tremendismo de muchos; la misma exagerada expresión de cuando llegué a los 25 y me tuve que enfrentar a mi infantilidad y mi alopecia. Parece que, en lugar de querer olvidar, necesitan mantener vigente aquella antigua omnipresencia que a fuerza de edad y enfermedad se vio obligada a desaparecer.
Mediante comunicado oficial
Algun día morirá, como todos los humanos. Pero dudo que ese día, Alejandro Castro Espín, uno de sus sobrinos, y el hombre más poderosos de Cuba, ande de paseo por Grecia como sucedió esta vez. La verdad, eso era mucho menos probable que ganar la lotería.
Como dicta el protocolo, el anuncio del deceso no se hará citando a los corresponsales de prensa a una conferencia en el Centro Internacional de Prensa (CIP), sino mediante un comunicado oficial emitido por el Consejo de Estado y de Ministros de la República de Cuba. Así, a la hora previamente anunciada, se encadenarán todos los canales de la televisión nacional y la radio. Tal como sucedió la noche del 31 de julio del 2006.
No es necesario aclarar que su funeral ya se ha ensayado (supervisado incluso por el futuro finado), del tema hablé hace un tiempo. Los tiros de salvas de veintiún cañonazos, el discurso fúnebre, la ceremonia luctuosa, la banda al completo con el maestro y sus lictores que, como corresponde unos vestirán de negro y el resto de verde olivo. También la participación popular, los invitados extranjeros y el plan para “salvaguardar la integridad física de la nación y preservar el orden”.
¿En La Plata o en Birán?
Varios documentos oficiales aseguran que, como Juan Almeida y Raúl Castro, Fidel será sepultado en su comandancia de la Sierra Maestra, allá en La Plata, en las estribaciones del Pico Turquino; pero eso pudo cambiar porque creo recordar que en una de mis visitas a Birán, la casa natal de los Castro, uno de los guías, señalando a sitio inexistente, como un vidente en trance de predicción profetizó: Aquí, junto a los de su madre Lina, reposarán los restos del Comandante en Jefe.
Con esto quiero decir que Santa Ifigenia no es elección; Fidel Castro, no va a competir con José Martí. Y si alguien vio que reparaban el histórico cementerio santiaguero, no será para enterrar a Fidel, sino porque este 28 de enero se conmemora el 162 aniversario del nacimiento del Apóstol.
Ahora bien, no tengo bola de cristal y vivimos tiempos especiales, pero también existe la opción no determinada y es, que en uno de esos almuerzos familiares de domingo en la Rinconada (casa de Raúl Castro), donde se decide el destino de Cuba, la familia Castro (que representa al Estado, a la Nación y al Gobierno) disponga darle a Fidel un íntimo funeral y discreta sepultura. Ya no es jefe de Estado, ya no es el primer secretario del partido, entonces, tampoco sería una violación de lo establecido, una muerte callada, y como en las novelas negras cargadas de injusticia, Fidel Castro quedaría como el único muerto que jamás falleció. Borrarían de un plumazo mil programas pregrabados y epitafios redactados.
Total, si como decía mi abuela antes de ponerse a rezar, la realidad siempre supera la fantasía.
Fuente: www,cafefuerte.com    Escrito por Juan Juan Almeida
Share this article :

No hay comentarios: