LO ÚLTIMO
Home » » POR ESO LA BLOGUERA NO FUE A NINGUNA CITA…

POR ESO LA BLOGUERA NO FUE A NINGUNA CITA…

Porque tuvo que ir a comprar botellitas de agua mineral en la shopping, después ponerse a limpiar y colgar en la pared un cartel, para recibir en su casa a Roberta Jacobson, una funcionaria estadounidense que cuando escribí De americanos, espías y otras yerbas le tenía cierto respeto, pero se lo acabo de perder.
Mejor la Jacobson no hubiera dado esa conferencia mierdera de prensa, contestando solo 6 preguntas, 3 de los extranjeros y 3 de los cubanos, igual o peor que los del régimen. Bueno, qué se puede esperar de una mujer que se sienta a negociar con espías y con esa cara inexpresiva de cera que tiene, finge amabilidad con la disidencia, pero sin sonrojarse ella y sus subordinados mienten.
Y dicen que la señora Jacobson no tenía tiempo para hablar con periodistas de medios que tienen alcance como El País, El Periódico de Catalunya, El Correo de Lima, Diario de las Américas o la CBC de Canadá, entre otros. Y prefirió ir al apartamento donde hacen una web con nombre de posada habanera que nadie conoce en Cuba, que no se sabe de dónde tiene tanto dinero y recursos (a lo mejor RJ lo sabe) y quienes la leen y dejan comentarios viven fuera (cuando un cubano tiene fulas para ir a internet, los usan para comunicarse con su familia en el exterior).
Y no va a Alamar, a casa de Berta Soler, y de paso conocer aquel reparto, hoy un desastre, como toda la capital. O a la casucha donde está viviendo Sonia Garro, que estuvo más de dos años injustamente presa y fue excarcelada como parte de esas negociaciones en las cuales esta hipócrita mujer participó, junto a la espía cubana. O a conocer Cubalex, oficina que dirige la abogada independiente Laritza Diversent y gratuitamente asesora a cubanos de a pie, en El Calvario, barrio marginal habanero. Pero claro, estoy hablando de tres mujeres negras.
Y la Yoani y la Roberta son blancas. Y entre blancos anda este cochino juego, aunque al frente esté un jabao llamado Barack Hussein Obama.
Como dice el refrán: no hay mal que por bien no venga.  Ya sabíamos quién es YS, una tipa que por tal de escalar, chivatea a masantín el torero y por la espalda le mete la puñalada a cualquiera.
Ahora ya sabemos quién es RJ, una americana hipócrita, que con sus gafas oscuras camina por una calle de La Habana y no es capaz de virarse para saludar a unos niños jugando en una vivienda ruinosa, como en la foto que puse en ese trabajo pueden ver.
Pobre Cuba, pobres cubanos. Que dios nos coja confesados!
Tania Quintero
Share this article :

No hay comentarios: