LO ÚLTIMO
Home » » LA ÚLTIMA FOTO, CORAZÓN DE GALÁPAGO Y MI TÍA CANDITA.

LA ÚLTIMA FOTO, CORAZÓN DE GALÁPAGO Y MI TÍA CANDITA.

LA ÚLTIMA FOTO, CORAZÓN DE GALÁPAGO Y MI TÍA CANDITA.
Teniendo recursos y posibilidades de investigar y rastrear por internet cualquier día y a cualquier hora, medios internacionales y locales dicen informaciones inexactas, erradas o falsas.
El pasado 14 de enero se dijo y sin verificar se ha seguido repitiendo, que desde hacía un año no había señales de vida de Fidel Castro. Se basaban en las fotos publicadas de la visita que hizo al estudio de Kcho en el barrio del Romerillo, el 14 de enero de 2014.
No es cierto. Las últimas fotos que se localizan en la red son de de hace seis meses, del 11 de julio de 2014, cuando Vladimir Putin estuvo en La Habana y antes de viajar a Nicaragua lo visitó en su casa, información reportada por varios medios, entre ellos Excelsior.
La supuesta carta que le hiciera a Maradona sería su último escrito. Los penúltimos, dos reflexiones del mes de octubre de 2014, hace tres meses: una del 14 de octubre, sobre las relaciones entre Cuba y Estados Unidos y de la cual se hizo eco The New York Times y otra del 18 de octubre , acerca de la cooperación cubano-estadounidense en la lucha contra el ébola.
De lo que sí no hay evidencias es de lo que vecinos de Jaimanitas comentan, de que a Castro I le habrían injertado un corazón de galápago, según cuenta Tania Díaz Castro en Cubanet.
De larga trayectoria como periodista y opositora, Díaz Castro hace tiempo vive en Jaimanitas y por eso se enteró de los comentarios. Puedo creer que le estén dando mejunje a base de picha de galápago leproso y en su casa tenga un ejemplar, pero no que le hayan injertado un corazón de este animal en peligro de extinción.
Lo que sí puedo asegurar es que si mi tía Candita estuviera viva, desde que empezó el runrun de que el moringuero estiró la pata, todos los días estuviera apuntando a estos números de la charada: 1 caballo, 8 muerto, 14 cementerio, 45 presidente, 57 cama, 63 asesino, 64 muerto grande, 78 sarcófago y, por si acaso, el 84, que es sangre, por si se formaran revueltas en la isla. Lo cual dudo.
Más bien ocurrirá lo contrario. Pero en la charada cubana no encontré ningún número que fuera sinónimo de fiesta o música. Tampoco el de tumbadora, pa’sonar los cueros, ni el de corneta china, pa’que los santiagueros salgan a arrollar. De instrumentos musicales solo hay dos: 75, guitarra, y 98, piano, pa’que Silvio Rodríguez y Frank Fernández los toquen en honor a su comandante.
Y como lo más seguro es que unos cuantos se jalarán, tía Candita que estás en los cielos, incluye también el 49, borracho.
Tania Quintero
Share this article :

No hay comentarios: