LO ÚLTIMO
Home » » La estafa del helado Alondra

La estafa del helado Alondra

El helado ¨Alondra¨ es una de las alternativas más baratas en el mercado de los helados en divisa a nivel nacional.
Nada más entré a mi oficina apareció una amiga frente a la puerta. “Te estaba esperando”, me dijo entre voz decepcionada y picarezca. “Acabo de comprarme este helado y mira lo que me he encontrado(…)”.
La foto que a continuación se muestra habla por si sola. El pote de helado ¨Alondra¨ que mi amiga compró estaba prácticamente vacío, pero y así lo tienen a la venta en el restaurante “La Fuente”, situado en la calle 13 entre F y G del Vedado. ¿Estarán al tanto de la calidad de este producto?
Nada más destapar el helado, una fina capa cubría la superficie de los bordes que estaban prácticamente vacíos. El precio del helado es de 1CUC (25$ MN)
Lo preocupante de esto es la indolencia y la desprotección al consumidor, pues no existe en Cuba ninguna ley que nos proteja en cuanto al cambio del producto en mal estado, alterado, o con defecto de fábrica; así que si nos tocó la mala suerte “a llorar a maternidad”, como dice un popular refán callejero.
Desgraciadamente no es este un caso insólito ni apartado. Muchos son los productos que hoy compramos en las cadenas de tiendas estatales estando siendo alterados. Las autoridades, concientes de este fenómeno, han desarticulado redes de complots entre delincuentes que producen productos reenvasados con materias primas de productos originales y gerentes o dependientes de tiendas o puntos de venta en divisa, pero el mal está tan esparcido que es difícil saber si el jabón con que nos bañamos proviene de los laboratorios de Suchel, si el ron no tiene agua, e incluso si la lata de refresco nacional no ha sido reembasada con producos y sabores mezclados por personas inescrupulosas.
Simplemente es difícil escapar de ciertos males, y este si no se erradica a tiempo pudiera terminar costando vidas. A este minuto mi amiga no sabe a quién culpar por la estafa de su helado ¨Alondra¨. ¿Mal relleno de fábrica? ¿Adulteración de una tercera persona? ¿Fábrica clandestina y corrupción en el ambiente?
Si algo tiene ella bien claro es que ya no consumirá más esa marca de helado, lo que representa una derrota publicitaria con impacto comercial de los responsables de ese producto, que no tiene un mal precio y goza de buena reputación en el mercado cubano. Por el momento…
Esperemos esta experiencia no se convierta en una tendencia. La cerveza ¨Cristal¨ y otros reconocidos productos tienen una triste historia que contar al respecto.
Carlos Alberto Pérez
¨La Chiringa de Cuba¨
Share this article :

No hay comentarios: