LO ÚLTIMO
Home » » Ellos venderán la soga

Ellos venderán la soga

De nuevo apareció Carlos Saladrigas con «su combo» para pedirle a Obama que levante las sanciones económicas o el llamado embargo al régimen cubano para que él y «su combo» puedan entrar a «negociar» con la dictadura de Raúl Castro.
En la carta que enviaron al presidente Obama el lunes 19 de enero, firmaron más de 70 hombres y solo unas tres o cuatro mujeres. ¿Por qué será?
Una carta anterior que cursaron en el mes de mayo del pasado año, la suscribían 40 y pedían a Obama que utilizara «sus poderes ejecutivos para modificar la política de Estados Unidos hacia Cuba». Les tomó siete meses para que Barack H. los complaciera. Y lo hizo con creces el pasado 17 de diciembre.
En la nueva cartica le piden que elimine las sanciones económicas o el llamado embargo. Pero en esta ocasión el pedido fue satisfecho de inmediato. 24 horas más tarde el presidente hacía la petición al Congreso. ¿Fue casualidad o estaban coordinados? Parece muy burdo todo.
Primero debo mencionar a los cubanos y sus descendientes que aparecen en la nueva lista y que habían firmado la anterior:
Carlos Saladrigas, director y fundador del Cuba Study Group (CDG) y defensor a ultranza de hacer negocios con la dictadura de Raúl Castro. Desde hace tiempo anda vendiendo la idea de que con los supuestos cambios de «la China-a-la-cubana», todos podrán hacer crecer sus fortunas a expensas de la pobreza del pueblo cubano. Las dos cartas enviadas a Obama fueron coordinadas por este «geniecillo de los ‘prestamos’ bancarios» y su Cuba Study Group.
Joe Arriola, exadministrador de la ciudad de Miami en la época más negra que ha tenido Miami: cuando Manny Díaz era el alcalde. Arriola es el tipo más antipático que ha pasado por la ciudad de Miami, fue socio de la compañía de HMO MBF de Mike B. Fernández.
Se rumorea que Arriola se «exilió» en España durante un año a consecuencia de investigaciones que le hacía la Fiscalía. Durante su estancia en España trabajó para la empresa de cruceros Royal Caribbean. Se especula que su «interés» esté motivado para conseguir del general Castro la concesión y entrada de estos cruceros a la Isla de Cuba y de paso obtener la exclusiva en esa área de la industria turística.
Ricky J. Arriola, presidente de Inktel. Aunque tiene unos 40 años de edad, él se dice que es: Abogado, banquero de inversión, empresario de comercio electrónico y el ejecutivo de entretenimiento
Paul Cejas, pertenece CSG, (Grupo de Saladrigas). Cejas es demócrata clintoniano que lo nombró embajador en Bélgica, pero ese siempre ha sido de los que de lejos parecen y de cerca son.
Gustavo A. Cisneros Rendiles, nació en Caracas pero tiene nacionalidad dominicana y española. Dueño de Venevision, empresa de la televisión de Venezuela que Cisneros puso a disposición de Hugo Chávez y mantuvo su sumisión forzada ante Chávez y ahora se debe a Maduro, convirtiendo a Venevision en una aliada de la dictadura venezolana.
Diego, el padre de los hermanos Cisneros, nació en Mayarí, al norte del oriente cubano y llegó a Caracas donde fundó, en 1929, la Organización Cisneros.
Un dato interesante: La cubana Ela Fontanal, exesposa de Oswaldo, un primo de Gustavo Cisneros , llevó a Cuba en 2012 una selección de su valiosa colección de arte para participar en la Bienal de La Habana.  En visitas posteriores  a Cuba invita a suntuosas fiestas donde participan extranjeros como españoles y dominicanos. En Cuba compra cuadros de pintores cubanos para revenderlos en su galería de arte, CIFO Art Space, situada en el 1018 North Miami Avenue en Miami.
Andrés Fanjul, pertenece CSG, que es el Grupo de Saladrigas. Aplaudo a sus hermanos José y Alexander Fanjul, que no participan en esta comparsa.
Mike B. Fernández, miembro del CSG (grupo de Saladrigas), hizo millones como el mago de las clínicas y los HMO y hace un tiempo fundó una nueva empresa de planes de salud Simply Healthcare, pero se dice que ya la vendió en mil millones. Los médicos indican que tiene enormes y afiladas «espuelas».
Leo Frade, el arzobispo cubano de la Iglesia Episcopal en Fort Lauderdale. Es un promotor de viajes religiosos a la isla de Cuba. No está claro si es por negocios o por «caridad».
David Hernández, miembro del CSG (grupo de Saladrigas). Este cubano preside la compañía Liberty Power que desde su sede en Fort Lauderdale, Florida, suministra energía a empresas y agencias gubernamentales. ¿Le habrán prometido darle la concesión del servicio eléctrico de la Isla?
Pedro A. Freyre, el exesposo de Elena, una furibunda pro-castrista, presidenta de la Fundación Pro-Normalización de las Relaciones entre Estados Unidos y Cuba. Esta pareja es muy recordada por la bronca que tuvieron entre ellos dos frente a las cámaras de CNN cuando el caso Elián. Paradójicamente fue [residente de la organización del exilio F.A.C.E. (Facts About Cuban Exiles).
Eduardo G. Mestre, miembro del CSG (grupo de Saladrigas) y consejero de la empresa Evercore y miembro del Board de Avis Budget y   Comcast Corporation.
Marcelino Miyares, un despojo que no merece ni ser mencionado. Traidor por partida doble. Algunos dicen que es un «colao» en la lista.
Ralph Patiño. En noviembre de 2013 este abogado cubano, que se especializa en demandas civiles, organizó para el ex gobernador Charlie Crist una recaudación de fondos que costó a $ 32,000 por cabeza.
Enrique Sosa, miembro del CSG (grupo de Saladrigas) y expresidente de Dow Chemical. Sosa está ligado a Ámoco y a la industria del petróleo. Nacido en Cuba en 1940 se hizo ciudadano estadounidense en 1971. Mantiene residencias en Chicago y Key Biscayne y está afiliado al Partido Republicano.
Christopher Sabatini, este canallita pasó años en la Fundación Nacional para la Democracia (NED, por sus siglas en inglés) organización fundada por Ronald Reagan para apoyar la democracia . Durante el tiempo que este miserable dirigió el departamento Cuba en el NED, solo apoyó a organizaciones que sabía no iban a hacer mucho o nada por ayudar a la oposición. Fue durante años un leal servidor del castrismo en Washington. Ahora anda de la mano de Saladrigas.
Los nuevos firmantes:
Gustavo Arnavat, otro Ex. Fue director ejecutivo del Inter-American Development Bank. Es hijo de exiliados cubanos que salieron de Cuba en 1960 vía México.
Tomas Bilbao, director ejecutivo CSG y empleado de Carlos Saladrigas. Paisaje total.
Joe García, otro Ex. Fue Congresista de la Cámara de Representares en Washington D.C., pero por solo dos años. El pasado noviembre perdió la elección a manos del republicano Carlos Curbelo. García nunca antes — hasta ahora—había osado pedir el fin del embargo. Parece que se retiró de la política.
María García Berry, es dueña de la firma de relaciones públicas de CRL Associates en Denver, Colorado. Sabemos que Denver es bastión castrista en los Estados Unidos.
García Berry, de 60 años, traza su activismo político a la decisión de sus padres a huir de Cuba en 1962 después de que Castro tomó el poder. Ella tenía 8 años cuando sus padres la pusieron en un avión a Miami como parte de la Operación Peter Pan pero se reunió con sus padres cinco meses después. Ella clama tener una innegable admiración por sus padres por ser capaces de hacer todo lo que hicieron por ella.
Qué lamentable María que ahora traiciones a tus padres pactando con el enemigo.
Felice Gorordo, hijo de exiliados cubanos que ha viajado a Cuba para —según confiesa—para enfrentar una «crisis de identidad» y alega que volvió con una «visión» de ayudar a la juventud de Cuba para que se convierten en los líderes del cambio social. Pertenece al grupito llamado «Raíces de Esperanza» que aparentemente «influenció» en Obama en su nueva política hacia Cuba.
Ricardo Herrero, director ejecutivo de la organización fantasma #CubaNow (un brazo de CSG). Esta desconocida #CubaNow que en el pasado pagó por anuncios pro-Castro en el metro de Washington D.C., publicitó un anuncio pagado en la TV de Miami para apoyar la candidatura del ahora derrotado Joe García. Herrero es empleado de Saladrigas.
Luis Miranda, otro Ex. Exdirector para la Prensa en español en la Casa Blanca. Fue nombrado por Obama. Miranda, de 38 años, se crió en el sur de Florida y trabajó en las campañas presidenciales de Al Gore y de John Kerry.
Frank Mora, ex subsecretario de Defensa, fue nombrado por Obama. Actualmente se desempeña como director del Centro para América y el Caribe (LACC por sus siglas en inglés) de la Universidad Internacional de la Florida (FIU).
Frank Sánchez: Otro Ex. Su verdadero nombre es Francisco J. Sánchez (nacido el 16 de junio 1959) es abogado y asesor de negocios estadounidense, ex subsecretario de Comercio para Comercio Internacional en el Departamento de Comercio de Estados Unidos en la administración de Obama.
Raúl Valdés-Fauli, otro Ex. Fue alcalde de Coral Gables, Florida. Y hasta ahora, un gallo «tapao» del procastrismo.
Alfonso Fanjul del que es mejor solo citar estas dos perlas: Es el proveedor de tabacos cubanos del vil Clinton, los mismo Habanos con los que el expresidente le hacía cosquillas a Mónica Lewinsky. La otra perla es que no hace mucho tiempo andaba pleiteando con la Casa de Subastas Sotheby’s porque estaban vendiendo las valiosas obras de arte que la dictadura cubana les robó a sus padres: Alfonso Fanjul y Lillian Gómez Mena.
También firmaron los consabidos demócrata méxico- americanos: Ken Salazar e Hilda Solís y el chileno Arturo Valenzuela; todos también «Exes».
De los anglos en la lista aparecen avariciosos comerciantes, banqueros y saltimbanquis. También un buen número de exempleados del Departamento de Estado, principalmente exdiplomáticos y algunos que sirvieron en la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana (SINA).
Estas firmas de los exdiplomáticos destacadas en el pasado  en la SINA, me obligan a recordar lo sucedido en 1992 en el caso «Jorge Más Canosa vs. Wayne Smith» en una Corte de Justicia en California.
Importante a destacar la ausencia en la nueva lista de dos personas que quizás por decencia decidieron abandonar al «Saladriga’s Combo». Ellos son la Sra. Diana Campoamor, dama cubana que vive en San Francisco, que vino con su familia a los Estados Unidos en los años 50 y el Sr. Jorge Pérez, un urbanista que nació en Argentina de padre cubano.
No me caben dudas de que en esta lista, seguramente, aparecen personas honorables que quizás ni saben lo que firmaron, pero sí estoy segura muchos firmaron —sobre todo los de origen cubano— a sabiendas de lo que estaban haciendo. Porque hay individuos que hacen muy cierto aquello que una vez dijo Vladimir Ilich Ulianov, más conocido como Lenin: «Cuando llegue el día en que tengamos que colgar a los capitalistas, ellos nos venderán la soga».
Escrito por  Nancy Pérez-Crespo
Share this article :

No hay comentarios: