LO ÚLTIMO
Home » » Los CDR, chismes por aquí y por allá

Los CDR, chismes por aquí y por allá

La inmensa mayoría se ha dado cuenta de que son utilizados como marionetas, y tropa de choque por la seguridad del estado.
Las autoridades estatales cubanas han devenido engendro de enemigos en su totalidad, ya no les interesa si éste viene y ataca. No, ya eso pasó de moda.

Los CDR, chismes por aquí y por allá
Pinar del Río, 4 de dic, 2014.- Los CDR, chismes por aquí y por allá. Si se trata de destacar a una organizacio en pos de luchar contra los enemigos de la Revolución -según palabras del máximo líder- , hay que mencionar a los CDR (Comités de Defensa de La Revolución), los que han estado con el paso del tiempo, inmiscuidos en la vida privada de los vecinos, al extremo de convertirse, en un enjambre de chismosos que se alimentan de la vida ajena.
Ya son pocos los que hacen guardia y participan en el trabajo voluntario: no hay capacidad de movilización por parte de la dirección de esta organización, mínimo es el número de personas, las que siguen aferradas a la vieja idea de defender lo indefendible.
La inmensa mayoría se ha dado cuenta de que son utilizados como marionetas, y tropa de choque por la seguridad del estado, cuando son utilizados para los mítines y repudios a compañeros, a hermanos, que no están en favor de la causa revolucionaria. Es así como en el tiempo se ha ido desvaneciendo hasta caer en un descrédito total.
Los CDR han perdido su razón de ser, el enemigo se ha convertido en amigo, y el amigo es ahora el enemigo.
La historia ha demostrado que organizaciones de este tipo, no desempeñan ningún papel en la defensa de intereses patrios; sino que adquieren aires de tenebrosidad en cuanto a, que sigue los movimientos de aquellas personas que conviven en la cuadra, haciéndole de por sí la vida imposible, marcándolos para toda la vida.
Cuando un miembro directivo viene a tomar alguna información sobre un determinado trabajador, casi siempre el presidente del CDR la da tergiversada, y más, si algunos de los analizados les caen mal.
Las autoridades estatales cubanas han devenido engendro de enemigos en su totalidad, ya no les interesa si éste viene y ataca. No, ya eso pasó de moda.
Ahora están puestos para comentar y sacar los trapos sucios del vecino de al lado, del frente, si este sale al exterior, si regresa o no, o qué trae consigo en la javita. En fin un cúmulo de indiscreciones muy agresivas a la convivencia.
Fuente:http://iclep.org
Share this article :

No hay comentarios: