LO ÚLTIMO
Home » » Es momento de pensar en el pueblo de Cuba

Es momento de pensar en el pueblo de Cuba

Decir que no se está de acuerdo o que se está, es inútil en estos momentos. Solo conseguiríamos que los que luchamos por la democracia en Cuba, perdamos el tiempo en debatir algo ya sin solución
LA HABANA, Cuba. –El gobierno de Estados Unidos publicó una Hoja Informativa, a través de la Oficina del Secretario de Prensa de la Casa Blanca, que le fue distribuida a algunos miembros de la oposición interna, durante una reunión convocada el 17 de diciembre en la Oficina de Intereses en La Habana.
En el encuentro participamos: Laritza Diversent, Antonio Rodiles, Elsa Morejón, Oscar Elías Biscet, Jorge Olivera, Elizardo Sánchez, Félix Navarro, Leonardo Calvo, Juan Antonio Madrazo, Ángel Moya, Guillermo Fariñas, Héctor Maseda, Miriam Lweyva, Fernando Palacio, Arnaldo Ramos y yo.
En una muestra de democracia, se pudieron oír casi todas las voces con diferentes criterios, algunos a favor, otros en contra, estaban los cautelosos y los que se abstuvieron de opinar.
No obstante se recogieron algunas exposiciones, que no son citas textuales, pero sí tienen dentro la idea central; sin decir de quién provienen, pues no se pidió autorización para ello, pueden dar una imagen de cómo se conforma el pensamiento de la disidencia interna:
-“El presidente Obama se comprometió a consultar cualquier medida y no lo hizo, lo que es una falta de tacto del gobierno de Estados Unidos de América.”
-“75 Damas de blanco arrestadas el 10 de diciembre, una con la mano golpeada por una pistola, 35 hombres que apoyan a las Damas y Cuba es firmante de la Declaración de Derechos Humanos. Es errónea la decisión del Presidente de relajar el embargo.”
-“No hubo equidad en el cambio, porque hay cuatro personas asesinadas de por medio.”
-“En todo esto hay intereses propios y los de los otros y en toda negociación se gana y se pierde. No se levanta el embargo. Emitir un juicio generalizado en un proceso complejo no es bueno, es preferible esperar.”
-“Estoy contento porque liberaron a Alan Gross, pero no de los espías, porque no hay comparación. Este hecho atenta contra la justicia americana. No se puede comparar con China ni con Viet Nam, va en contra de todos los principios. Alzamos las voces para protestar por este hecho que atenta contra la libertad del pueblo cubano. Nosotros estamos en desacuerdo con la política trazada.”
-“Hay que dar gracias a Dios porque Alan Gross está en su casa con su familia. El régimen de Cuba está en su fase final, ha tirado los diamantes y ha recogido la basura. Es un reconocimiento a la dictadura que tiene muchas maneras de matar a los seres humanos y se ha violado la integridad. Ojalá que haya cambios pero no hay garantías jurídicas. No era el momento para suavizarle la mano al régimen. Raúl Castro para mí no tiene buenas intenciones hasta que no lo vea.”
-“No vengo a decir que está bien o mal, no creo que es una decisión a criticar, pero nada de esto va a favorecer al ciudadano cubano, pero como sociedad civil hay que adaptarse a las situaciones. Soy del criterio que como sociedad civil a partir de ahora debemos actuar, haga o no haga el gobierno cubano.”
-“¿Se ha incluido el tema de los ciudadanos americanos reclamados por los Estados Unidos? Esperamos noticias al respecto.”
-“Hay señales engañosas, no ha tenido lugar alguna reforma, desde el ángulo de los derechos civiles, sería un verdadero milagro que actúe de buena fe.”
-“Un proceso de negociación es callado, todos quisiéramos ser consultados, pero eso es imposible. Hay que cambiar los métodos de acuerdo con las circunstancias, no podemos cifrar las esperanzas en otro gobierno. Si las medidas de Obama han sido positivas es una forma de empoderamiento. Es una etapa difícil no me hubiera gustado que lo cambiaran por 3 espías, pero ningún americano es dejado sin hacer la gestión para salvarlo. Si no hay negociaciones no se avanza.”
-“El compromiso de Estados Unidos con la democracia en Cuba es inequívoco, cuando nadie escuchaba Estados Unidos sí. El proyecto cubano es inviable y no hay voluntad política. El sultanato está en estado terminal y puede degradar mucho más esta nación.”
-“Discernir entre el levantamiento de las sanciones y el cambio de escenario, es aprovechar las ventajas de ese nuevo escenario. El gobierno de Cuba no está preparado para las relaciones normales con los Estados Unidos.”
-“Este es un resultado bien analizado, no es algo idílico ni a priori, no se tiene en cuenta el criterio de los más afectados que son los ciudadanos de a pie. No creo que se produzcan cambios fundamentales y no significa nada la lucha de la sociedad. No se ha tenido en cuenta a ninguno de nosotros no vemos la reciprocidad.”
-“Esta medida de restablecer relaciones es un error, mal momento se está demostrando que no hay solución para nada, los Castros solo entienden a la fuerza. Puede verse como un premio a no ceder y Cuba es una potencia totalitaria. El resultado final nos lo demostrará la vida. Se van a reír de lo que han logrado sin el menor sacrificio.”
-“El proceso abre ventanas para la sociedad civil, pero es importante mantener el compromiso de la defensa de los Derechos Humanos.”
-“Me siento optimista por la medida de restablecer relaciones. El gobierno ignora la sociedad civil, somos nosotros que tenemos que crear estrategias de trabajo para buscar los cambios. En Cuba no hay sector privado el gobierno de Estados Unidos debiera pedir un análisis en temas económicos. No hay empresarios que puedan trasladar lo que quieren.”
-“El régimen es capaz de hacer cualquier cosa en situaciones extremas, ve el interlocutor y en que términos piensa el interlocutor. El neocastrismo no se parece al de Fidel Castro, pero están ahogados y necesitan ‘cash’, empiezan a vender la culpa de Estados Unidos. Hay un debate si se mueve el mundo hacia el estatalitarismo, respaldar el neocastrismo es decirle que no tienen que estar respaldados para hacerlo, solo una cierta estabilidad y un cierto orden.”
En lo que a mí respecta, me pareció que todos estábamos felices o al menos satisfechos porque Alan Gross pasara las Navidades con su familia y propuse mandar al Presidente un mensaje sobre ello, al margen de que estuviéramos de acuerdo o no con la forma que se utilizó, porque este hombre es un ser humano que estaba enfermo y tenía probabilidades de morir en Cuba. Pedí que levantaran las manos y casi todo el mundo lo hizo, pero hubo quien dijo: “…pero habría que decir…” y se acabó en ese momento el consenso.
Lamenté que no pudiéramos ponernos de acuerdo en la oposición interna, ni tan siquiera para algo tan simple como desear la vida de una persona, apartando cualquier situación política.
Después expresé mi opinión, que quedó muy lejos de señalar si estaba bien o mal, porque “lo hecho, hecho está” si no tiene solución hay que admitirlo como tal, sobre todo porque siempre el presidente Obama tuvo esta tendencia y todos lo sabíamos, incluyendo los que desde dentro del país, en posiciones gubernamentales, pueden oponerse al levantamiento del embargo.
El momento es de buscar caminos a seguir y sobre todo pensar en el pueblo, porque si bien es cierto que con la oposición se violan los derechos humanos, nos dan golpes, nos encarcelan, comparado con lo que se hace con toda la sociedad cubana no es nada y nosotros luchamos por el bienestar de todos los miembros de nuestra nación.
También debemos corregir algunas cuestiones planteadas en el documento de la Oficina del Secretario de Prensa de la Casa Blanca, explicando la imposibilidad de ser ejecutados de acuerdo a las leyes que existen en el país; recordar que durante tanto años de lucha de algunos de los que estábamos allí presente no hemos conseguido la libertad que todos queremos, por lo que hay que también tener nuevas estrategias que incluyan la sociedad.
Decir que no se está de acuerdo o que se está, es inútil en estos momentos. Solo conseguiríamos que los que luchamos por la democracia en Cuba, perdamos el tiempo en debatir algo ya sin solución, es por eso que no emití ningún criterio al respecto, solo convoqué a los presentes a trabajar basados en este nuevo escenario.
Fuente:http://www.cubanet.org
Escrito por : Martha Beatriz Roque Cabello  

Share this article :

No hay comentarios: