LO ÚLTIMO
Home » » El Adonis convertido en esperpento

El Adonis convertido en esperpento

Tratando de apuntalar la frenética campaña publicitaria que lleva la dictadura cubana, vendiendo falsas mejoras y apertura de su obsoleto sistema, una que destaca por absurda y delirante es la reseña de una ceremonia del Ministerio del Interior (MININT) en el pueblo de Artemisa, publicada en el periódico El Artemiseño.
En el sumo de la ridiculez, la adulonería, la insensatez, lo barato, en fin lo absurdo, el invitado principal del evento, el pintor cubano Nelson Domínguez, dijo «que si Miguel Ángel estuviera vivo, no hubiera hecho un David, sino un Fidel».
Este pintor, según su biografía, nació en Santiago de Cuba en 1947. Estudió en la Escuela Nacional de Arte Cubanacán de 1965 al 70 y más tarde se convirtió en profesor de la escuela hasta 1985. Ha sido director del Departamento de Pintura del Instituto Superior de Arte (ISA). Es miembro de la UNEAC y de la Asociación Internacional de Artistas Plásticos (AIAP).
Y así continúa la semblanza que he tomado de la página de Internet de la galería de Ramón Cernuda que tiene a la venta obras de Domínguez.
Ganador de varios premios nacionales, entre ellos el otorgado por el Centro Cultural Alejo Carpentier, también ha recibido premios y reconocimientos internacionales en Francia, Bulgaria, España, la antigua Checoslovaquia y Japón, entre otros. Domínguez tiene más de 20 exposiciones personales. Sus obras son recogidos por importantes museos e instituciones culturales de todo el mundo. El artista vive y trabaja en La Habana, Cuba.
Pero lo que no explica la Galería Cernuda es que este pintor, además, es un rabioso militante comunista, pero que sin dudas ama los dólares que le manda Cernuda. Este pintor, desperdicio del arte, llama a Fidel Castro el «Adonis de la Revolución».
El evento se realizó en la sede del MININT de Artemisa donde Domínguez expuso una serie de retratos del déspota según la crónica de un tal Manuel Alejandro Hernández Barrios, que lo relata, con almibarada pomposidad, como un «soberbio acontecimiento cultural».
Y para que comprueben lo que comento, aquí les van unos párrafos que son verdaderas perlas: «El mediodía era húmedo y sudaba antes de la llegada del artista que había visto solo por televisión, en periódicos o en Internet.
»Apareció por una puerta lateral junto al Teniente Coronel Armando García Urrutia. Después de un aplauso y unas palabras de bienvenida, Berta Luisa Torres Nodarse leyó unas décimas y el invitado sintió que una lágrima comenzaba a dar vueltas, pero no cayó».
Me revelo, no, no es posible esa idiotez y afectación en un país donde existen urgentes problemas que resolver.
Tanta bobería no es creíble en un país donde la mayoría del pueblo se acuesta, sin saber qué va a comer al día siguiente, ni se puede comprar, no digamos ropa y zapatos, ni siquiera jabón para bañarse.
Un país donde no se ha resuelto ni el consumo de agua, ni el alcantarillado, ni el transporte, ni la higiene, ni los servicios básicos. Donde los hospitales adonde acude ese pueblo llano son una vrgüenza. No tienen ni suturas ni siquiera aspirina
Porque este cronista de la mediocridad sigue dando pistas. La actividad era un «saludo» al aniversario 58 del desembarco del yate Granma y enardecido el narrador continúa y cito: «el emocionado creador de la plástica llegó hasta la sede de la Delegación Provincial del MININT para inaugurar una exposición transitoria sobre la personalidad de Fidel Castro. Como el auditorio era pequeño, solo unos pocos jóvenes pudimos asistir junto a miembros de la jefatura de ese organismo.
»En esta ocasión adicionó tres nuevos dibujos a la serie. Estos fueron los protagonistas de la presentación, por ser expuestos por primera vez al público. Ninguno de ellos tiene nombre. Si tuviera que describirlos solo bastaría contar que en uno Fidel es pescador, en otro hermano y en el último es amigo. Mucho dinero se le ha ofrecido a Nelson Domínguez por algunos de los 14 cuadros que conforman esta exposición, pero el artista ‘ni se rinde, ni se vende’. Allí permanecen hasta el día 12 de diciembre, pues entonces serán trasladados hasta Santiago de Cuba.
»El relieve de una obra inconclusa retrata la analogía del pensamiento entre las dos almas gemelas que son Fidel y Martí. El tema es recurrente y el modo es impreciso,  porque según el artista dibujar al hijo de Birán es dibujar a la historia; dibujar al hermano de Raúl y Ramón, es dibujar la belleza.
»Para él, Fidel Castro debe ser recordado por su belleza física también, como el más grande Adonis de todos los jóvenes hermosos que ha tenido este proceso político.
Irremediablemente tenía que irse a pique el país donde un artista aclame de manera tan ruin su adhesión al poder.
Revuelve el estómago tanto impudor. Además, ese proceder abyecto y servil, es falso, porque en el fondo, ninguno cree ni siente lo que dice. Ni el que escribe, ni el que aplaude ni mucho menos el pintor, porque ese, como diría la escritora Zoe Valdés, no es un mierda, es un mierdita.
Si la situación de los cubanos en la Isla no fuera tan trágica y desesperada, esto que sucedió el día 2 en Artemisa podría muy bien programarse como una obra del teatro bufo.
Y para más confusión ayer me enteré que unos chinos le otorgaron el Premio Confucio al supuesto Adonis convertido en esperpento
Escrito por Nancy Pérez-Crespo
Share this article :

No hay comentarios: