LO ÚLTIMO
Home » » Violencia policial en Cuba

Violencia policial en Cuba

Estimado periodista,

Cuando alguien es arrestado en Cuba, se enfrenta inevitablemente a un gran número de riesgos. No sólo puede verse privado de la libertad ilegalmente durante algunas horas o días, o ser condenado a pasar algunos años tras las rejas, sino que puede ver su integridad física gravemente atentada.  Los golpes y vejaciones por parte de los agentes de la policía pueden producirse en la calle o, más comúnmente, mientras la persona está detenida, cuando los abusos pueden llevarse a cabo con más facilidad y total impunidad, lejos de la exposición pública de las detenciones en plena calle.

 La violencia contra los detenidos políticos puede tomar dos formas: verbal, que consiste en insultos, intimidación y/o amenazas (las más comunes de muerte o dirigidas a algún miembro de la familia); o física, con lesiones que incluso algunas veces requieren hospitalización. El objetivo de ambos tipos de violencia es debilitar a los individuos psicológicamente y presionarlos para que abandonen sus actividades en la disidencia.

A continuación, a modo de ejemplo, algunos casos que ilustran estos abusos.  Cabe destacar que las víctimas no sólo son opositores sino, a veces, ciudadanos comunes no involucrados en actividades disidentes.

Jorge Luis Claro Galván. El 23 de mayo de 2014, Jorge Luis estaba descansando en el porche de su casa cuando fue detenido por la policía. Le golpearon intensamente, causándole un traumatismo cráneo encefálico  que le provocó un vértigo días después, en los aseos de la prisión. Se cayó al suelo y se hizo una brecha que requirió varios puntos de sutura. Jorge Luis fue posteriormente llevado a juicio acusado de un delito de robo del cual no existía ninguna prueba. Su familia sostiene que es sólo el resultado de frecuentes amenazas por parte de  las autoridades estatales por ser miembro del Movimiento Cristiano de Liberación.

Roberto Rodríguez Cardona, miembro del Partido Republicano de Cuba, se dirigía al centro de la ciudad de Bayamo para celebrar el cumpleaños de su hija, el 25 de enero de 2014, junto a sus invitados, cuando fue detenido violentamente por las fuerzas combinadas de la Policía y agentes de la Seguridad del Estado. Le dislocaron el hombro, le golpearon la frente contra una pared y le causaron lesiones dentro y fuera de la boca. Estuvo detenido durante dos días sin asistencia médica. El día 27 del mismo mes fue puesto en libertad sin cargos.

Yriades Hernández Aguilera, de la Unión Patriótica de Cuba, estaba documentando un caso de desalojo cuando los agentes de la Policía Política le rodearon y comenzaron a golpearle. Después se lo llevaron en un coche patrulla a las afueras de la ciudad y allí  lo liberaron. Permaneció allí durante 3 horas; los golpes le habían provocado un derrame de líquido sinovial en la rodilla izquierda y no podía andar. Yriades ha sido amenazado de muerte en múltiples ocasiones por su actividad  en la disidencia.

Cleider Claro Rosa fue golpeado hasta quedar inconsciente por funcionarios de la prisión de Guantánamo. El incidente ocurrió el 23 de noviembre 2013, cuando se le negó la visita mensual de su familia. El detenido manifestó su desacuerdo y posteriormente fue golpeado por el jefe de la prisión y otros funcionarios por protestar. Perdió el conocimiento, cayó al suelo y fue arrastrado a la celda de castigo donde permaneció durante seis días. Cleider Claro Rosa no pertenece a ningún partido de la oposición.

Con el fin de evitar estos abusos en el futuro, la ONG checa People in Need quiere hacer un llamamiento al gobierno cubano pidiéndole que realice una reforma en su aparato de seguridad policial, de modo que los derechos humanos sean respetados durante las detenciones. El gobierno debería, en primer lugar, someter a las fuerzas de seguridad a una formación sobre derechos humanos siguiendo las directrices y manuales desarrollados por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos o de otra entidad de prestigio internacional.

Atentamente,
Cuban Team / Equipo de Cuba
People in Need - Human Rights and Democracy
Share this article :

No hay comentarios: