LO ÚLTIMO
Home » » Oferta y demanda en Cuba. ¿A quien beneficia?

Oferta y demanda en Cuba. ¿A quien beneficia?

Oferta y demanda en Cuba. ¿A quien beneficia?

(Foto: www.opciones.cu)

Camajuaní, 19 de nov, 2014.- Oferta y demanda en Cuba. ¿A quien beneficia?.  Se repiten día a día los estragos entre quienes viven del salario y, principalmente, trabajan para la sociedad desde el sector estatal de la economía, de la práctica actual de precios amparada en la llamada Ley de Oferta y Demanda, que además, en el caso cubano, resulta solo de oferta.

No es secreto que se ha llegado a dejar podrir alimentos antes que permitir su rebaja. Y todas las evidencias apuntan a que este comportamiento se ha recrudecido y afianzado como parte de un verdadero estatus quo , en detrimento de la población trabajadora.


En el contexto de las crecientes diferencias socio económicas que claramente existen en la sociedad, quienes tienen mayores recursos se adaptan a los altos precios que caracterizan de manera global a este mercado, y favorecen su imposición.


Así, gran parte del rejuego de precios y de lo que representa un verdadero círculo vicioso, reside en que unos negociantes pueden comprar, a precios comparativos a los que ellos mismos venden, otros productos y servicios a quienes les compran.


Este trasiego de compra-venta se realiza a precios inalcanzables para la gran mayoría de la población. Esa generalidad está formada por los cubanos que aportan plus trabajo a la Nación y no tienen más aspiración económica que vivir decorosamente de un mísero salario.


El régimen de Castro insiste en que los centros gastronómicos y de venta minorista de comestibles, pasarán al llamado sector no estatal de la economía. Pero, ¿bajo cuáles condiciones esto se realizará? Porque si fuera sobre la base económica de oferta y demanda, nunca más habría para nadie un batido de dos pesos, un pan con croqueta de un peso.


¿Y si este movimiento se produce con la asignación de bajos impuestos que estimulan el más rápido crecimiento de dinero para los arrendatarios, y menos posibilidades del Estado de mejorar el salario de sus trabajadores? Se ahondarían más las diferencias económico-sociales, ya presentes en nuestra sociedad, y se alejaría aún más la posibilidad de vivir decorosamente del sueldo.


Incidentalmente: ¿a quién o a quiénes puede interesar que el sector no estatal se enriquezca, levante fortu na, lo más rápidamente posible?
Y como pregunta lógica inmediata: ¿con cuál objetivo podría interesar a alguien el levantamiento de fortunas en el sector no estatal, más allá de una vida económicamente decorosa, y a cuenta de la propiedad estatal devenida en usufructo? ¿Y por qué no se pueden topar los precios con un margen lógico de ganancia máxima, y la posibilidad de competir en precios más bajos con igual calidad de oferta?, sin permitir que ningún aspirante a una versión criolla de Al Capone dicte órdenes a alguien.

Fuente: http://iclep.org   Escrito por Noel Pérez
Share this article :

No hay comentarios: