LO ÚLTIMO
Home » » 9 horas permaneció en un portal de La Habana un cadáver.

9 horas permaneció en un portal de La Habana un cadáver.

El equipo de Medicina Legal nunca llegó a recoger el cuerpo de Gerardo. EL cadáver permaneció en el lugar de su deceso por 9 horas, a la vista de todos
Gerardo Rodríguez yacía muerto en el portal de un amigo (foto del autor)
LA HABANA, Cuba. –El cadáver de un hombre permaneció alrededor de 9 horas sentado en el portal de una vivienda, a la espera de un equipo de Medicina Legal que nunca apareció. El hecho ocurrió el pasado día 9 del mes en curso en el suburbio de Mantilla del capitalino municipio de Arroyo Naranjo.
Gerardo Rodríguez, de 56 años, más conocido como “El Huevo”, murió supuestamente a causa de un infarto, sentado afuera de casa de su amigo Ramón.
Alrededor de dos horas después de que Gerardo y Ramón se tomaran juntos una botella de alcohol, éste último se sorprendió al ver que “El Huevo” llevaba mucho tiempo dormido, sentado en el portal de su casa.
Pasadas las 4:00 pm, fue entonces cuando notaron que Gerardo no respondía. Al instante, un vecino le tomo la presión corporal y exhortó a que buscaran un medico porque presumía que estaba muerto.
El médico que dictaminó la muerte de Gerardo llegó alrededor de una hora después de ser notificado que había un hombre supuestamente muerto. Procedía de la policlínica Mantilla, ubicada a unos 100 metros del lugar.
El occiso en los servicios necrológicos (foto del autor)
El occiso en los servicios necrológicos (foto del autor)
El cadáver permaneció alrededor de 9 horas sentado en el portal de la vivienda, a la vista de transeúntes y curiosos, entre los que habían niños, sólo esperando por un equipo de Medicina Legal que nunca apareció.
“Eran más de las 2:00 de la madrugada cuando vino el carro de la funeraria a llevárselo, su cuerpo estaba duro, tuvieron que estirarlo con una soga. Realmente no sé bien de qué murió”, declaró un familiar cercano, que prefirió el anonimato.
La fuente asegura que estuvo todo el tiempo al lado del fallecido y que no le practicaron autopsia. La enfermera de un consultorio cercano declaró que había muerto de un infarto.
Gerardo Rodríguez había sido diagnosticado con Cirrosis Hepática hace dos meses por exceso de consumo de alcohol, adicción que nunca abandonó hasta su muerte.
Fuente:http://www.cubanet.org
Share this article :

No hay comentarios: