LO ÚLTIMO
Home » , » Que lastima,no estuviera viviendo hoy en el exilio

Que lastima,no estuviera viviendo hoy en el exilio

     Henry Kissinger consideró atacar a Cuba en 1976

Documentos gubernamentales recién obtenidos por investigadores indican que el exsecretario de Estado de Estados Unidos, Henry Kissinger, esbozó planes para "aplastar a Cuba" con incursiones aéreas hace casi 40 años.

El New York Times dice que Kissinger se ha negado a comentar esta historia.
Kissinger estaba molesto por la intervención militar de Cuba en Angola en 1976 y estaba considerando una represalia si se desplegaban fuerzas cubanas en otros lugares de África.
La información proviene de documentos desclasificados a pedido del Archivo Nacional de Seguridad.
Los papeles muestran que Kissinger estaba ansioso porque EE.UU. se enfrentara a Cuba.
Los documentos de la Biblioteca Presidencial Gerald R. Ford muestran que funcionarios estadounidenses tenían planes para atacar puertos e instalaciones militares en Cuba, además de las medidas ordenadas por Kissinger para desplegar batallones de infantes de marina destacados en la base naval de Guantánamo.

Indignación

Henry Kissinger y Richard Nixon
Henry Kissinger fue secretario de Estado durante los gobiernos de Richard Nixon y Gerald Ford.
Los papeles están publicados en "Back Channel to Cuba", un nuevo libro del profesor de la Universidad Americana, William M. LeoGrande, y el director del Proyecto de Documentación de Cuba en el Archivo Nacional de Seguridad, Peter Kornbluh.
Kornbluh declaró al periódico New York Times que Kissinger estaba indignado por lo que percibía como la decisión del entonces presidente cubano, Fidel Castro, de seguir su propio programa de política exterior en África, en lugar de normalizar las relaciones con EE.UU.
También se consideró un bloqueo de la isla, según el mismo diario, que agrega que Kissinger se ha negado a hace comentarios sobre esta historia.
Kissinger, que fue secretario de Estado entre 1973 y 1977, respaldó originalmente los esfuerzos clandestinos para mejorar las relaciones con Cuba, agrega el periódico.
Pero señala que estaba furioso por el envío de Castro a fines de 1975 de soldados a Angola para ayudar a ese país, que se acababa de independizar, a defenderse de los ataques de Sudáfrica y guerrilleros derechistas.

"Jugador de ajedrez global"

"Kissinger, el jugador de ajedrez global, se sintió insultado porque un país pequeño arruinara sus planes para África y estaba esencialmente preparado para llevar la fuerza imperial de EE.UU. a la cabeza de Fidel Castro", dice Kornbluh, como lo cita el New York Times.
"Puedes ver en la conversación con (el presidente) Gerald Ford que está 'extremadamente apoplético'", afirma Kornbluh, describiendo el lenguaje del entonces secretario de Estado sobre hacer daño a Cuba como "esencialmente agresivo".
"Creo que vamos a tener que aplastar a Castro" comentó Kissinger a Ford en una reunión en la Casa Blanca en febrero de 1976, agregando que Ford debiera aplazar la decisión hasta después de las elecciones presidenciales de noviembre.
"Estoy de acuerdo", respondió Ford.
Los planes de contingencia estadounidenses advertían que cualquier agresión militar de EE.UU. a Cuba podría conducir a una confrontación directa con la Unión Soviética.
Fidel Castro
Henry Kissinger respaldó inicialmente los intentos de normalizar las relaciones con el gobierno de Fidel Castro.
"Las circunstancias que llevarían a EE.UU. a escoger una opción militar contra Cuba debía ser lo suficientemente seria para garantizar más acciones en preparación para una guerra general", señala un documento.
Los planes nunca se concretaron, pues Jimmy Carter fue elegido presidente ese año.
La intervención planeada por Kissinger se habría producido 15 años después de que un grupo de unos 1.500 exiliados cubanos entrenados y financiados por la CIA lanzaron una fracasado invasión a Cuba desde el mar en la Bahía de Cochinos.
El plan era derrocar a Fidel Castro y su revolución.
En cambio, se convirtió en una derrota humillante que empujó a Cuba firmemente a la órbita de la Unión Soviética y agrió las relaciones entre Cuba y EE.UU. hasta el día de hoy.
Henry Kissinger, James Baker, Madeleine Albright, Colin Powell y Hillary Clinton
Henry Kissinger es el exsecretario de Estado más anciano, en una lista que incluye a James Baker, Madeleine Albright, Colin Powell y Hillary Clinton.
Los simpatizantes de Kissinger afirman que jugó un papel clave en la política exterior estadounidense en los gobiernos de los presidentes Nixon y Ford en el punto más alto de la Guerra Fría, puntualizando que fue el hombre que negoció la distensión con los soviéticos, preparó el camino para la histórica visita de Nixon a China y, según sostienen, anuló la amenaza comunista en América Latina.
Además, arguyen que Kissinger fue crucial en garantizar acuerdos de paz en Medio Oriente y Vietnam.
Pero sus críticos dicen que orquestó el polémico bombardeo de saturación de la neutral Camboya durante la Guerra de Vietnam y que ayudó a Pakistán, Grecia, Indonesia y Chile a emprender campañas de represión.
Fuente:http://www.bbc.co.uk
Share this article :

No hay comentarios: