LO ÚLTIMO
Home » » Levantar el embargo premiaría intransigencia castrista

Levantar el embargo premiaría intransigencia castrista

¿Lo merece La Habana mientras continúan la persecución a los disidentes y el encarcelamiento de Alan Gross, y los Castro no dan señales de abrir el puño?, se pregunta el diario capitalino
Levantar el embargo premiaría intransigencia castrista
El diario The Washington Post titula uno de sus editoriales del lunes “Cuba no debe ser premiada por negarle libertad a su pueblo”, en referencia a un posible levantamiento en las actuales circunstancias del embargo económico y comercial contra el gobierno de la isla.
El Post toma nota de una reciente columna de Fidel Castro sobre un reciente editorial de The New York Times que llama a levantar el embargo ahora. Castro elogia la pieza pero califica de “acusación calumniosa y gratuita” la afirmación del diario de que “La Habana no ha explicado la sospechosa muerte del activista político Oswaldo Payá”.
El matutino washingtoniano se pregunta por qué entonces Cuba no ha hecho nada para despejar la niebla de las sospechas que todavía flota sobre las muertes de Payá y Harold Cepero.
​​Señala que el político español Angel Carromero ─uno de los protagonistas del suceso ocurrido en julio del 2012 en una carretera cerca de Bayamo─ ha presentado nuevas fotos del auto que las autoridades cubanas presentaron como accidentado por manejar Carromero a alta velocidad, que no coinciden con las publicadas por el gobierno ni parecen congruentes con esa versión.
Pero a pesar de los llamados a realizar una investigación imparcial, incluido uno de la Comisión Interamericana  de Derechos Humanos, hasta ahora todo lo que ha hecho La Habana es un burdo intento por negar y encubrir el asunto.
El Post señala que el embargo de Estados Unidos se ha relajado considerablemente en los últimos años para permitir exportaciones de alimentos y medicinas valoradas en cientos de millones de dólares, además de los bienes de consumo suministrados a los cubanos por sus familiares en EE.UU.
La pregunta que se hace la publicación es si La Habana merece un mayor relajamiento de las sanciones, y recuerda que la persecución de los disidentes por parte del régimen  sigue siendo incesante y el estadounidense Alan Gross continúa encarcelado bajo falsos cargos.
Fuente:http://www.cubanet.org
Share this article :

No hay comentarios: