LO ÚLTIMO
Home » » “La Abuela y la Esbirro”, un cuento real en la Cuba de hoy

“La Abuela y la Esbirro”, un cuento real en la Cuba de hoy

“La Abuela y la Esbirro”, un cuento real en la Cuba de hoy
La Habana, 20 de oct, 2014,- “La Abuela y la Esbirro”, un cuento real en la Cuba de hoy. A las autoridades cubanas no les quedó otro remedio que poner en libertad inmediata al vicepresidente para la región occidental del Partido de la Juventud Liberal de Cuba, Yans Soler Peña.

Por periodo de un año y 23 días cumplió injusta condena en una institución correccional bajo régimen acusado de ser supuestamente coautor en un delito de robo con fuerza mayor. El día 26 de septiembre del 2 014 fue puesto en libertad, por suspensión de medidas.


El único delito de éste, fue organizar las filas del Partido de la Juventud Liberal de Cuba en la provincia, en un período de tres meses, y sumar más de 150 jóvenes al mismo.


Andrea Obeida García Martínez de 78 años y Abuela de Yans Soler sufrió recientemente, un inesperado ataque físico por parte de Odelsis Noriega Rivero, víctima del robo. Esta última, se desempeña como custodio en la fábrica de ron de Santa Cruz del Norte y no podía perdonar que el nieto hubiera salido en libertad. .
La policía política había trazado una burda estrategia, la cual puso en peligro la vida de la abuela del joven.


Yendo al hogar de Soler Peña, Odelsis proyectó a la anciana contra el suelo causándole fractura de un codo y laceraciones en la piel. Odelsi se detuvo al ésta comenzar a gritar de dolor y la dejó tirada en el suelo.  Antes de abandonar el lugar le gritó a la anciana que bajo ningún concepto ellos permitirían que Yans estuviera en libertad y si esto sucedía “lo volverían a trancar”.


El Partido de La Juventud Liberal de Cuba responsabiliza a las autoridades cubanas y en especial a la Policía Política por la suerte de Yans Soler Peña y la de su familia.
Además, exige justicia por este abuso en contra de la anciana Andrea Obeida García Martínez.


Fuente:http://iclep.org  Escrito por Frank Ernesto Carranza.
Share this article :

No hay comentarios: