LO ÚLTIMO
Home » » Declara Angel Carromero denuncia que muerte de Payá en Cuba fue producto de un atentado.

Declara Angel Carromero denuncia que muerte de Payá en Cuba fue producto de un atentado.

El joven político español Angel Carromero muestra unas fotografías del auto en el que murió el líder disidente cubano Oswaldo Payá, durante una conferencia de prensa en Miami.PEDRO PORTAL/EL NUEVO HERALD

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/cuba-es/article2652583.html#storylink=cpy
El abogado español Angel Carromero denunció el viernes en Miami que la muerte del activista cubano Oswaldo Payá, ocurrida en el 2012 en una carretera en el oriente de la isla, fue producto de un acto intencional de agentes del gobierno.
“Vine a repetir en Miami lo que he dicho antes: lo que sucedió el 22 de julio no fue un accidente, fue un atentado”, dijo Carromero durante una rueda de prensa en la Ermita de la Caridad en Miami.
Carromero fue sentenciado a cuatro años de cárcel en un tribunal cubano por las muertes de los opositores Oswaldo Payá y Harold Cepero, por su presunta responsabilidad como conductor del auto en el que viajaban. Fue declarado culpable en un juicio que describe como lleno de irregularidades en su libro Muerte bajo sospecha, que ha venido a promover en Estados Unidos. 
El joven abogado español, quien actualmente se desempeña como asesor del Ayuntamiento de Madrid y dirigente de Nuevas Generaciones del Partido Popular en esa ciudad, afirmó que Cuba le había pedido al gobierno español “un precio político por mí: que España cambiara la posición común europea a cambio de que fuera enviado a mi país”.
Según la versión oficial del gobierno cubano, Payá y Cepero fallecieron en un accidente automovilístico, cuando Carromero perdió el control del vehículo cerca de la ciudad de Bayamo, provincia de Granma, y chocó contra un árbol.
Carromero fue enjuiciado en Bayamo y condenado por homicidio imprudente a cuatro años de cárcel, aunque ahora cumple su condena en España bajo un régimen especial de restricción de movimiento. Para viajar Estados Unidos, Carromero recibió una autorización judicial.
“Quiero insistir en una verdad rotunda: soy inocente”, escribe Carromero en su libro, editado por la editorial española Anaya. 
En la rueda de prensa, Carromero repasó muchos de los temas que aborda en el libro, sus estancias en varias prisiones cubanas así como el juicio al que fue sometido, al que calificó de “farsa”. También destacó incongruencias que arrojan más sospecha sobre un caso que todavía no ha sido aclarado, pues, para comenzar, las familias no han recibido los resultados de las autopsias.
Carromero, además, mostró fotos filtradas por las autoridades cubanas de la escena de los hechos donde el auto chocado aparece en distintos lugares cada vez y con detalles diferentes. 
Sobre por qué no habló inmediatamente a su regreso a España, dijo que le costó tiempo recuperarse pero dio entrevistas al Washington Post y luego al periódico El Mundo con la esperanza de que se abriera una investigación internacional.
“Yo sigo condenado por Cuba en mi país y quizá si me hubiera quedado callado quizá no estaría preso. Tardé meses en reponerme, había mucha prensa asediándome“, dijo. 
Según contó, las abogadas cubanas que lo defendieron, no tuvieron acceso al expediente de la causa ni pudieron presentar peritos independientes. 
Carromero dice que el motivo para escribir su testimonio fue “defenderse” y “contar su verdad”, pues tras regresar a España, permanecer en silencio durante meses y luego cambiar su declaración, fue objeto de duras críticas y gran escepticismo por parte de medios de prensa españoles.
El periódico El País, descubrió, por ejemplo, que Carromero tenía un amplio historial de infracciones de tráfico en España y que al momento de viajar a Cuba, se le había notificado que le iban a retirar su licencia de conducción.
El prólogo del libro fue escrito Rosa María Payá, hija de Oswaldo Payá, quien ha ha insistido en foros internacionales que su padre no murió en un accidente. La familia del disidente dio crédito desde el inicio a la versión dada por Carromero al Washington Post luego de regresar a España, en la que dijo que el carro en el que viajaban había sido embestido por un auto de la Seguridad del Estado cubano y que había filmado el video inculpatorio divulgado por la prensa oficial cubana bajo fuertes presiones.
Carromero dijo haber sido golpeado e intimidado por militares cubanos y agentes de la Seguridad del Estado para que firmara varias declaraciones y apareciera en videos en los que refrendaba la versión oficial de los hechos. “No me pude negar a hacerlo, pues si no, no estaría aquí con ustedes”, aseguró.
Otro testigo clave en el caso, Jens Aron Modig, sigue sin hablar. El presidente de la Liga Juvenil del Partido Demócrata Cristiano de Suecia, quien también viajaba en el auto con Carromero, fue repatriado rápidamente a su país, bajo lo que se supone fue un pacto de silencio, pues hasta ahora ha evitado declarar sobre el tema. 
Pero Carromero afirmó que fue Modig, vía mensajes de texto desde el hospital adonde fueron trasladados a Bayamo, quien primero alertó a personas en Suecia que habían sido embestidos por un auto. 
Ofelia Acevedo, la viuda de Payá, agradeció el valor de Carromero, por decidirse a “contar la verdad”, pese a las presiones para que se mantuviera callado. Acevedo afirmó que se enteró de lo sucedido a través de un mensaje de texto que recibió de Suecia, en el que le informaron que su esposo y otras tres personas habían sufrido un atentado.
La familia Payá solicitó una investigación independiente en España sobre la muerte del opositor, que era ciudadano español, pero su petición fue rechazada por la Audiencia Nacional pues la sentencia había sido avalada expresamente por el gobierno español para lograr su repatriación. Otros recursos ante la Organización de Estados Americanos y las Naciones Unidas continúan pendientes.



Read more here: http://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/cuba-es/article2652583.html#storylink=cpy




Read more here: http://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/cuba-es/article2652583.html#storylink=cpy
Share this article :

No hay comentarios: