LO ÚLTIMO
Home » » El principio de Pancho

El principio de Pancho

El principio de Pancho
Tal como estaba anunciado el cubano Pancho Céspedes cantó en La Habana. Pero además de cantar y besar fervorosamente la frente del trovador Pablo Milanés, hizo una «declaración de principios». Dijo textual y cito: «Yo no hago concesiones de principios en mi vida para nada. Si yo estoy cantando acá sin hacer ninguna concesión de principios, algo está cambiando». 
Perdóneme Pancho, pero no le entiendo. ¿De cuáles principios habla? Porque existen muchos principios pero un solo final.
¿Cuál es el concepto de principio?: Según su etimología principio significa comienzo, punto inicial, origen, instante del nacimiento de un ser. 
Es la causa que produce un determinado efecto y se designa como principio de causalidad. Los principios que corresponden a la Ley Natural o los principios lógicos que son los de identidad, de no contradicción y de tercero excluido.
Están también los principios o postulados teóricos que son aquellos que precisan ser demostrados. En física y en biología se determinan como principios inmediatos y se refieren a sustancias tales como el agua, hormonas, vitaminas y enzimas, que pueden apartarse de la materia viviente a través de medios físicos elementales.
Pero también están los principios éticos o morales, que son aquellas valoraciones que orientan la conducta individual, desde la conciencia de cada uno y están además los principios jurídicos que son aquellos valores, generalmente coincidentes con los éticos o morales, que la ley establece coactivamente para que sean respetados por los habitantes de un estado.
Cada persona y la sociedad en su conjunto se basa en principios que considera positivos y que varían de una sociedad a otra pero tienen una codificación de las cosas que el hombre ha descubierto que son malas para él mismo y para los demás. 
Algunos de los códigos dentro de los principios éticos o morales, son la rectitud, integridad, honestidad, que crean la base de la confianza. También están la dignidad humana, el servicio al prójimo o la idea de contribuir. Son pautas para la conducta humana que son permanentes y tienen un valor indestructible. 
Para entender su naturaleza solo basta con reflexionar como sería una vida fundada en lo contrario: el engaño, la degradación, la ineptitud, la mediocridad y la mala fe, entre otros muchos
Y son esos principios éticos y morales los que usted ha quebrantado y suplantado pero que su enorme ego no se lo deja ver. 
Porque sucede que aún repercuten en sus oídos los aplausos que le entregaron el Blanquita (me niego a llamarle el otro espantoso nombre y que seguramente fueron un engaño, una alucinación. Porque esos aplausos NO venían de los cubanos de a pie, se originaban, mayormente, en las manos de los oficiales del MININT y sus familiares, a los que gratificaron con las entradas al Teatro Blanquita (de nuevo me niego a llamarle el otro espantoso nombre). Porque eso es lo que la dictadura hace cuando no quiere que el pueblo participe.
Y concesiones, de esas ha dado usted y muchas. Ahora mismo las dio con estas declaraciones. Dice usted que «Si yo estoy cantando acá sin hacer ninguna concesión de principios, algo está cambiando». Decir que en Cuba hay cambios es dar una venia al «cambio fraude». 
No señor Pancho, en Cuba nada está cambiando. Allí no hay cambios, ni puede haberlos y de eso está muy consciente el general achinado. Ese solo está dando algunas concesiones. Porque es lo que el general sin batallas que está al frente de esa tiranía hace: dar concesiones, parecidas a las que acaba de dar usted.
Eso es todo. Solo algunas concesiones. No venga a confundirnos con que hay cambios. El comunismo y el socialismo NO son reformables. No lo olvide.
Y por favor, si su final no es quedarse a vivir definitivamente en Cuba, váyase con su música a otra parte.

Escrito por Nancy Pérez- Crespo
Share this article :

No hay comentarios: