LO ÚLTIMO
Home » , » 11 recetas cubanas de los tiempos duros

11 recetas cubanas de los tiempos duros

11 recetas cubanas de los tiempos duros
1- Arroz microyé: Una vez cocinado el arroz, añada agua. (Se enchumba, pero crece y llena más).
2- Francisco: Una vez blandos los frijoles, agregue arroz crudo. (No, no es congrí, es potaje de frijoles con arroz flotando. Este plato es principalmente de las provincias orientales).
3- Huevo frito con agua: Coloque el sartén a la candela, añada agua hasta cubrir la superficie y espere a que se caliente. Parta el huevo y protéjase de las salpicaduras. Espere a que se endurezca y retire con una espumadera.
4- Bistec de toronja: Pele la toronja. Separe la corteza blanca pegada al hollejo tratando de sacar lascas grandes. Adobar a la manera tradicional con no más de tres ingredientes. Fríalo en aceite de coco.
5- Picadillo de gofio: Prepare una salsa con la menor cantidad de ingredientes posible. Tire el gofio y observe cómo se apelotona. Piense en un sabroso picadillo de res y cuando comience a salivar, métale mano.
6- Picadillo de cáscara de plátano: Muela la cáscara de plátano (preferiblemente de plátano burro). Prepare una salsa similar a la del picadillo de gofio y agregue la cáscara molida. Para una mejor degustación haga un intenso ejercicio de abstracción.
7- Dulce de coco de col: Muela la col y échela sobre el almíbar previamente hecho. Asegúrese de haberle echado mucha azúcar al almíbar.
8- Cerelá: (Polvo de procedencia dudosa que vendían por la libreta y que supuestamente contaba con leche entre sus ingredientes). Ponga a calentar agua y luego vierta varias cucharadas de cerelá. Remueva hasta espesar. Tómelo si puede.
9- Arroz mixto: Para este platillo es preciso tener los conocidos “cabos” de días anteriores. Puede usarse todo tipo de arroz: congrí, arroz amarillo, arroz blanco. Mézclelo, rocíe agua y ponga a calentar. (Ojo: no confundir con arroz frito).
10- Albóndigas de pasta de oca: Es probable que usted ya no encuentre esta masa en el mercado, al menos no con esa consistencia babosa que la caracteriza. Si usted tuviera tamaña  desgracia haga pelotas con la masa y échelas a cocinar en la salsa de los picadillos anteriores. No coma mucho, para evitar que se le pegue en el estómago.
11- Prisma o sopa de gallo: Añada varias cucharadas de azúcar prieta en un vaso de agua y revuelva. Este preparado le debe su nombre al programa Prisma y como rezaba el lema del mismo se tomaba “justo antes de la medianoche”, para que las tripas dejaran dormir.
Fuente: http://habanapordentro.wordpress.com
Share this article :

No hay comentarios: