LO ÚLTIMO
Home » , » Vandalización de parques y sitios históricos en Holguín

Vandalización de parques y sitios históricos en Holguín

El parque Miguel Hidalgo, desbancado. Foto: Manuel Valdés Paz
Holguín, conocida como la Ciudad de los Parques, podría ser conocida también dentro de poco como la Ciudad sin bancos luego que las autoridades decidieran retirar los asientos que se encontraban en parques de la localidad.
La decisión es la aparente respuesta gubernamental al aumento en el índice de robos de esos implementos -mayormente conformados con planchas de aluminio- y de las luminarias ubicadas en esos espacios públicos.
El vandalismo es un mal extendido en la sociedad hoguinera. La prensa oficial ha lanzado la alarma sobre el incremento del canibalismo no solo de los parques, sino también de varios inmuebles de alto valor histórico como la Casa del Teniente a Gobernador, el edificio más antiguo de la ciudad,  y La Periquera, donde estuvo enclavado un regimiento español en la época colonial.
Entre los parques que están en la mira de los ladrones -y ahora de las autoridades que los mantienen sin su completo equipamiento- se encuentran el paseo del estadio Calixto García, la plaza El Quijote y el parque Miguel Hidalgo, este último con una crítica situación desde hace varios años.
Destatalada y mugrienta
“Holguín era una taza de oro que cada día se convierte en una ciudad destartalada y mugrienta”, relató a CaféFuerteCarlos Pedraja, un jubilado nativo de la ciudad. “La vida aquí se ha descompuesto a gran velocidad y la gente es indiferente a todo”.
Tan solo en lo que va de este año se han robado 25 bancos de aluminio y 145 luminarias, y han roto otro número considerable, comentó el jefe del departamento de Mobiliario Urbano de la Dirección Municipal de Servicios Comunales, Wilber Aguilera Borrego, en un reportaje publicado por el periódico Trabajadores.
Según comerciantes populares, el kilogramo de aluminio puede alcanzar en la calle el precio de 10 pesos cubanos.
El hurto de los elementos aparentemente se incrementó desde que hace dos años, cuando se decidió eliminar a los agentes de seguridad que velaban por los mismos, dándole mayor libertad a los malhechores. Fue una consecuencia directa de los recortes dictados por los cambios de Raúl Castro.
La seriedad del tema llevó al Consejo de la Administración Municipal a dar marcha atrás con la eliminación de los vigilantes y ahora se encuentra inmersa en el proceso de captación y preparación del personal encargado de evitar que los bancos terminen en el mercado negro como materia prima o decorando exteriores de viviendas particulares.
Rumbo al mercado negro
Los depredadores de parques también arremeten contra las esculturas y hasta defecan en esos sitios, como reconoció Arturo Oliva, jardinero en la plaza El Quijote, una de las construcciones citadinas con menos de un lustro y que tampoco cuenta con bancos, a pesar de tener seguridad nocturna.
El robo de implementos de metal que terminan en el mercado negro no es nada nuevo. En mayo de  2012, la prensa oficial reconoció que por acciones vandálicas en la provincia de Villa Clara se habían robado 949 señales de tránsito en apenas cuatro años.
Los maltratos a las instituciones estatales y patrimoniales holguineras golpean asimismo a inmuebles, plazas y jardines en el mismo centro histórico de la ciudad.
La Dirección Provincial de Comunales indicó recientemente que las acciones vandálicas suceden mayormente en el horario nocturno y van desde pintar con graffiti las estatuas de los héroes por la independencia hasta verter sin discriminación desechos sólidos en las calles.
La avalancha de indisciplinas sociales ha obligado a las autoridades locales a implementar medidas de emergencia para detener la devastación del entorno urbano. La Oficina Provincial de Monumentos ha emprendido la colocación de cercas perimetrales en las estatuas, la restauración del lámparas en los sitios públicos y el empleo de guardaparques para cuidar las plazas de la ciudad.
“No hay presupuesto suficiente, pero hubo que hacer el esfuerzo ante esta crisis”, escribió un funcionario de la Dirección de Cultura en la provincia que pidió no ser indentificado. “Hay un serio problema de insensibilidad de la población que no solo puede resolverse con guardaparques y policías, sino que es de educación y cívica”.
Fuente:http://cafefuerte.com  Escrito por Daniel Benítez
Share this article :

No hay comentarios: