Cuba: los vagidos de la política transnacional

Tarde en La Habana. Foto: Juan Suárez
HAVANA TIMES — Hace más de un mes, en la primera mitad de marzo, tuvieron lugar dos eventos relacionados con Cuba. Esto no sería noticia –eventos sobre Cuba hay todos los meses en algún punto de la geografía occidental- si no fuera porque ambos eventos estaban ligados por un mismo propósito político.
El primero tuvo lugar en La Habana bajo el ambicioso título “Fe religiosa, institucionalidad nacional y modelos sociales” y fue anunciado como un espacio para el debate de intelectuales cubanos, de la isla y de la emigración, incluyendo una sesión abierta para todo el público.
Por la prestancia de los expositores iniciales se puede presumir que el evento contó con el apoyo de la alta jerarquía católica, y de hecho un evento como éste es un resultado de su pacto de gobernabilidad con la élite política cubana.
En consecuencia, el evento ocupa ese espacio intelectual que opera como un acompañamiento crítico consentido, y refleja la intención de estas personas de ser partícipes de un proceso de cambios dentro del sistema. Una manera de ver este evento es como un esfuerzo de Espacio Laical para darle consistencia a ese espacio crítico en que el mismo se inserta. Y me parece positivo que lo haga, pues la existencia de un espacio de esta naturaleza es importante para el presente de la isla.
La reunión de Miami fue organizada por cuatro organizaciones relacionadas con Cuba y centró su atención en las relaciones USA/Cuba y en la cuestión del bloqueo/embargo. Según los organizadores el evento reunió a cerca de un centenar de personas y por lo que podemos saber de él desde la prensa sus mayores esfuerzos se dedicaron a exigir al gobierno norteamericano el desmantelamiento del bloqueo/embargo.
Es curioso anotar que los organizadores de cada reunión se repitieron en la otra, de manera que había un hilo conductor personal. Pero más allá de ello –que pudiera pasar como una referencia anecdótica- una y otra reunión son caras de la formación de un campo político transnacional en torno a la propuesta de una transición pactada.
Es decir una evolución conservadora de la situación política que vaya produciendo una cierta liberalización económica y política, que evite las disrupciones y garantice los privilegios de la élite postrevolucionaria, condición esta última que se percibe como inevitable si se aspira a un cambio positivo.
La conferencia en Miami organizado por CAFE y otros grupos.
La novedad de este campo político transnacional no reside en que sea el primero. En realidad ha sido usual que las identidades políticas en la isla se hayan replicado la emigración conformando alianzas que han compartido credos y metodologías. Lo que resulta nuevo es que se trata del primer campo político transnacional que puede presentarse como tal públicamente y mostrar sus credenciales a la sociedad cubana de ambas partes.
Se puede argumentar que es una pena que sólo la iglesia católica pueda hacerlo –aún cuando lo haga a través de esa ventana refrescante y por momentos díscola que se llama Espacio Laical- pero no es su culpa, sino del sistema político cubano. La iglesia ganó una oportunidad, y simplemente la está aprovechando. Eso es la política.
No obstante todo lo positivo que encierra un evento como el que ha tenido lugar en La Habana, creo que estuvo marcado por una acotación que lo coloca en un dilema ético/político. Ciertamente el evento se centró en la franja de acompañantes críticos: el colectivo de la revista temas, investigadores del Centro Juan Marinello e intelectuales sueltos que gustan retozar con las herejías.
No pude identificar a ningún talibán, con lo que no perdieron nada; pero tampoco pude identificar a ningún opositor, en lo que si perdieron mucho. Y es así en primer lugar porque en la franja opositora hay valiosos intelectuales que tienen mucho que decir sobre un futuro renovado de la sociedad cubana. Y en segundo, porque la inclusión de estas personas –como también una condena explícita a la negativa de la visa a Carmelo Mesa Lago hubiera enviado un mensaje riesgoso pero trascendental para los difíciles tiempos que vive el país.
Por otra parte, creo que la relación transnacional enfrenta un hándicap fundamental en el carácter de las organizaciones que forman parte de este campo, y en particular la que dentro de ellas ha sido comensal predilecta de las movidas intelectuales de Espacio Laical: el grupo CAFÉ.
CAFÉ tiene un dilema más complicado que Espacio Laical, pues al operar como parte de la emigración, está obligada a abstenerse de todo intento de opinar o incidir en la política interna cubana –ese es el precio que el gobierno cubano impone a sus interlocutores “patriotas y respetuosos” de la emigración- e incluso de criticar seriamente las abusivas políticas migratorias del gobierno cubano.
En consecuencia, si CAFÉ, o cualquier otro grupo de emigrados, quiere acortar distancia del gobierno cubano, está obligado a focalizar su arsenal crítico hacia las políticas norteamericanas y omitir el lado cubano.
Y es lo que hace CAFÉ, y por eso esta organización difícilmente podrá conseguir un espacio en la comunidad cubana emigrada: nació para ser parte del problema, y no de la solución. Y por ello CAFÉ puede resultar un buen comodín para las jugadas inmediatas de la iglesia, pero a largo plazo solo aporta más dificultades que ventajas.
Este desbalance de oportunidades se puso en evidencia en la alta calidad de los participantes en el evento de La Habana, contra la parquedad del cónclave miamense donde las ausencias fueron más notables que las participaciones. Y siempre llama la atención que la prensa oficial y oficiosa cubana guardó un silencio sospechoso respecto al evento que tenía lugar en la capital cubana; mientras que saludó alborozada al que tenía lugar en Miami. Cosas de los tiempos. Escrito por Haroldo Dilla Alfonso

Sismo de magnitud 2.9 grados de Richter sacude Santiago de Cuba.

Un sismo de magnitud 2.9 en la escala de Richter sacudió zonas de la provincia oriental de Santiago de Cuba, donde fue percibido, pero no ocasionó daños humanos ni materiales, según informó la televisión estatal.
La red del Servicio Sismológico Nacional registró el temblor de tierra, que se localizó a 37 kilómetros al suroeste de Santiago de Cuba y a una profundidad de 9 kilómetros.
Según el informe, este movimiento telúrico se sintió en las localidades de Aserradero y El Paraíso en esa provincia, que está situada a unos 950 kilómetros al este de La Habana.
El pasado 13 de abril ocurrió otro sismo en Santiago de Cuba también de magnitud 2.9 grados.
Desde el 1 de enero de este año se han registrado hasta ahora doce sismos de baja intensidad, los dos últimos en la región oriental y otros en zonas del centro y oeste del país.
Según datos oficiales, en 2013 ocurrieron en la isla caribeña 14 sismos perceptibles, una cifra normal para el promedio de entre 20 y 50 temblores de mediana y moderada intensidad que suelen ocurrir al año en Cuba.Fuente: Diario de Cuba.




Read more here: http://www.elnuevoherald.com/2014/04/19/1729531/sismo-de-magnitud-29-grados-de.html#storylink=cpy

Cómo la tiranía Castrista ayudó a empobrecerse a Venezuela

Aclaración de Annia Linares con relacion a viajar a Cuba.

Se agrava la escasez en Cuba.

Se agrava la escasez en Cuba. 
Primero, las papas desaparecieron de los mercados cubanos. Ahora están de vuelta, pero la policía lucha para mantener bajo control a multitudes de frenéticos compradores. Y hay una nueva escasez de cerveza y preservativos, con algunas tiendas cobrando hasta $1.30 por cada condón.
La bloguera de La Habana Miriam Celaya escribió que una amiga bromeó recientemente que si en la década de 1990 —por culpa de la escasez— tuvo que comprar preservativos para usarlos en vez de globos para la fiesta de cumpleaños de su hijo, hoy en día tiene que comprar globos para que él pueda protegerse en caso de tener relaciones sexuales.
El gobernante cubano Raúl Castro ha declarado repetidamente que la isla se aleja, lenta pero permanentemente, de su altamente ineficiente modelo económico soviético y avanza hacia un sistema más productivo que mezcla el socialismo con una pequeñas dosis de empresa privada.
Sin embargo, los cubanos se quejan casi diariamente sobre la escasez. Algunas veces se consiguen cosas en una provincia pero no en otra; hay productos en algunas tiendas pero esos mismos hacen falta en otras; y a veces, si hay un artículo de necesidad falta, otro importante —por ejemplo, no hay láminas galvanizadas de techo, pero si hay un montón de clavos.
La autora habanera Polina Martínez Shvietsova escribió que la escasez de preservativos en las farmacias estatales comenzó hace unos 15 días, aunque en las tiendas que venden principalmente a extranjeros aún los tienen por $1.30 —el salario de un día para un cubano promedio.
“En la gran mayoría de las farmacias del municipio de Playa (en La Habana) están en falta”, escribió Martínez. “En el municipio Plaza, en la farmacia de 23 y 24, los dependientes me respondieron: ‘No hay, y no sabemos cuándo surtirán la farmacia’ ”.
“Sin embargo, en todas las farmacias donde no hay condones, están colocados carteles convocando al sexo seguro”, agregó Martínez en su reportaje publicado en Cubanet, una página en internet con sede en Miami para periodistas independientes.
El diario del Partido Comunista en la provincia de Villa Clara, Vanguardia, trató de explicar la razón para la escasez de preservativos en una información del 3 de abril, y casi se hunde en un mar de complejas siglas para las agencias gubernamentales y preguntas sin responder.
CECMED (Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos), una agencia estatal que prueba las medicinas y los artículos médicos, avaló en el 2012 que los preservativos “Momento” comprados a China tenían una fecha de expiración equivocada y ordenó que se volvieran a empaquetar mostrando que servían hasta el 2014, de acuerdo con el periódico.
Pero ENSUME (Empresa de Suministros Médicos), el distribuidor mayorista estatal, que a su vez suministra los preservativos a las farmacias, restaurantes y campismos estatales, simplemente no pudo volverlos a empaquetar lo suficientemente rápido, agregó Vanguardia.
El director de ENSUME, Juan Carlos González, dijo que su empresa tiene más de un millón de preservativos en sus almacenes, reportó el rotativo. Pero sus trabajadores solo pudieron volver a empaquetar 1,140 tiras de tres por día y solo esta provincia requiere unos 5,000 por día.
La escritora de Vanguardia Leslie Díaz Monserrat destacó que los preservativos previenen la diseminación de enfermedades transmitidas sexualmente como la sífilis y el VIH, y su ausencia lleva a embarazos y abortos no deseados. Pero González no ofreció soluciones para la escasez.
Díaz se preguntó en su reportaje por qué ENSUME esperó desde el 2012 hasta ahora para volver a empaquetar los preservativos, pero aparentemente no obtuvo respuesta de González: “Habrá que realizar un análisis interno para resolver” el problema, escribió ella.
El fallecido economista húngaro Janos Kornai, el principal experto en economías al estilo soviético, escribió en 1980 que la escasez en los países de gobiernos comunistas no son el resultado de los errores de los planificadores centrales, sino más bien de fallas en el mismo ADN del sistema.
Celaya escribió este mes en su blog Sin Evasión que la escasez crónicas en la isla parece ser más frecuente y afecta a más productos, incluyendo algunos usualmente disponibles pero a altos precios en divisas.
El papel higiénico escasea ahora, agregó, mientras que la pasta y los cepillos de diente, así como el jabón, han estado tomando turnos desapareciendo de los estantes y obligando a “una perenne peregrinación detrás de los artículos, que en cualquier parte del mundo civilizado forman parte de la más común realidad”.
Un periodista independiente informó esta semana que las cervezas cubanas Bucanero y Cristal han sufrido “una repentina desaparición” de los anaqueles. Otro escribió que algunos médicos usan papel de baño en lugar de la gasa medicinal difícil de encontrar.
Otros residentes de La Habana han reportado en meses recientes la escasez de desodorante, huevos, aceite de cocina, frazadas de piso y varias medicinas.
En cuanto al regreso de las papas, Celaya escribió: “La policía en (el municipio de) Centro Habana está prácticamente en pie de guerra atendiendo las reyertas que se producen en las multitudes que aspiran a comprar el anhelado tubérculo”.
El bloguero de La Habana Francisco Castro escribió el 11 de abril que mientras las papas están de vuelta en los anaqueles, las grandes multitudes en fila para comprarlas le recordaron las enormes marchas “antiimperialistas” que el ex gobernante Fidel Castro acostumbraba a organizar en La Habana.Fuente:El Nuevo Herald.




Read more here: http://www.elnuevoherald.com/2014/04/17/1727857/desde-cerveza-a-condones-la-escasez.html#storylink=cpy